Escucha esta nota aquí

A medida que se acercan las fiestas, muchos españoles se apresuran a hacerse los test de covid-19. En Madrid, es imposible hacerse una prueba, tanto en los laboratorios privados, que están desbordados, como en los centros de salud primaria, que están saturados. Las farmacias no tienen stock. España ha pasado de una tasa de incidencia de 100 a casi 500 en pocas semanas. Con la llegada de las fiestas, las autoridades sanitarias temen que la variante Omicron aumente el nivel de contagio.

A pocos días de la Navidad, la situación se complica ante la pandemia de Covid-19 en España. Aunque muchas personas quieren hacerse la prueba, encontrar test disponibles en Madrid se ha convertido en una lucha.

“No tenemos suministros", dice a RFI Belén Rodríguez, una farmacéutica cerca de la Gran Vía, el corazón comercial de Madrid. “El consumo es tan elevado que se han superado todas las previsiones. No sé qué ha pasado realmente, pero es un desastre. No hay pruebas disponibles. Es un poco como al comienzo de la pandemia, cuando nos quedamos sin mascarillas. Pues bien, hoy ocurre lo mismo con las pruebas”.

El Gobierno no quiere imponer más restricciones

Por lo tanto, la preocupación es evidente en los rostros. Frente a los laboratorios privados, se forman colas impresionantes para hacer una prueba de antígeno justo antes de las comidas de Navidad. En las pocas farmacias que tienen pruebas, acaban de pasar de 5,50 euros a 7,90 euros. Y las pruebas de PCR cuestan unos 100 euros.

En cualquier caso, muchos españoles desconfían, como Magdalena, una jubilada: "Las pruebas antigénicas no son la panacea y, además, no son fiables. Lo que debería hacer la gente es no ir a las cenas de Navidad y no reunirse con sus familias. Debemos cuidarnos mutuamente”.

En cuanto al Gobierno de Pedro Sánchez, se niega a tomar medidas más restrictivas por el momento. “Es un riesgo aceptado", dijo el mandatario.

Comentarios