Escucha esta nota aquí

Un grupo de trabajadores del Hospital Municipal Pampa de la Isla salió este viernes a bloquear la principal vía al este del departamento. La protesta es por temor a quedarse sin trabajo y la posible falta de alimentos a partir de la próxima semana.

Leidy Laura, secretaria general del Sindicato de Trabajadores en Salud de este nosocomio, afirmó que están preocupados porque en el mes de septiembre se termina el contrato de los funcionarios que ingresaron por esta época de pandemia y  el 31 de diciembre fenece el vínculo laboral de los trabajadores contratados por el municipio.

“Quieren traer la Maternidad acá y dejarnos sin trabajo, porque ellos vendrán con toda su gente”, afirmó Laura. También fueron advertidos de que el servicio de alimentación será suspendido a partir del 17 de agosto.

En la misma línea, un médico que prefirió no revelar su identidad indicó que no es justo lo que supuestamente pretenden hacer las autoridades porque en esta pandemia todo el personal se sacrificó, muchos se enfermaron e incluso falleció un enfermero. “La gente que lo dio todo se quedará sin trabajo y eso no está ben”, indicó.

Desde el inicio de la lucha contra el Covid-19, la Gobernación de Santa Cruz pasó a administrar el hospital de la Pampa, tras la firma de un convenio con el Gobierno Municipal. La vigencia de este acuerdo es por dos años, hasta marzo de 2022. El temor de los trabajadores es quedar sin empleo en ese periodo.

Sobre el tema, el secretario municipal de Salud, José Camacho, en un breve contacto con EL DEBER dijo que “no está en el convenio el traslado de la Maternidad (al hospital Pampa de la Isla). La afirmación de la autoridad, por ahora, descarta cualquier intento de cambio de funciones o servicios en el referido nosocomio.