Escucha esta nota aquí

Para poder viajar a cualquier país de la Unión Europea (UE) un ciudadano europeo tan solo necesitará disponer de un pasaporte covid en regla. En un comunicado, el Consejo (países) de la UE explicó que esa modificación responde “al aumento significativo” en la administración de vacunas en la UE y “la rápida aplicación del certificado covid”.

Los cambios, que no tienen carácter vinculante sino que conforman una recomendación, entrarán en vigor el próximo 1 de febrero. El objetivo de la modificación adoptada es simplificar las normas aplicables y dar más claridad y previsibilidad a los viajeros.

Así, la decisión tomada por los ministros europeos de Asuntos Europeos elimina la posibilidad de que un país exija a un viajero realizar cuarentena o un test diagnóstico para entrar al país. Es decir, un ciudadano europeo podrá viajar a otro Estado miembro dependiendo de si está vacunado, si ha pasado la covid como máximo hace seis meses, o si presenta una PCR negativa como mucho de 72 horas antes.

También existe la posibilidad de presentar un test de antígenos negativo realizado 24 horas antes como máximo. Ya no dependerá de la situación epidemiológica del país de destino.

Mapa de riesgo

En todo caso, la nueva recomendación mantiene la posibilidad de que los países impongan medidas adicionales a los viajeros desde zonas color “rojo oscuro”, consideradas de alto riesgo. Ese centro seguirá publicando el mapa de las regiones de los Estados miembros para indicar el riesgo potencial de infección.

Bruselas había propuesto en noviembre que la decisión de imponer o no restricciones a los viajeros se basara en el estatus sanitario de las personas (que figura en el certificado covid digital) y no en la situación epidemiológica del país desde donde se haya viajado. De esa manera, en adelante los titulares de un certificado covid no deberían en principio ser sometidos a restricciones adicionales, como test de covid o cuarentenas.

Además, Bruselas indica que, en el caso de que aparezcan nuevas variantes de covid-19, se podrá establecer medidas y restricciones adicionales a los viajeros de otros países miembros, lo que ha denominado “freno de emergencia”. Este tipo de medidas ya han sido polémicas, en especial cuando apareció ómicron y se impusieron restricciones a los viajeros sudafricanos. Algunos expertos consideraron que esto puede provocar que los países no notifiquen posibles nuevas variantes de covid-19.

Comentarios