Escucha esta nota aquí

El bloque opositor de Comunidad Ciudadana (CC), a la cabeza de su líder Carlos Mesa, propone que la vacunación sea declarada de prioridad nacional y de interés público a través de una ley que declare estas aristas como algo transversal para hacer frente a la emergencia sanitaria del Covid-19 y también dar paso a la reactivación económica.

“La única forma que ha encontrado el mundo para salir de la pandemia, es a través de la inmunización de toda la población. Por esta razón, los países han concentrado sus esfuerzos en este propósito. Lamentablemente, el Gobierno boliviano priorizó temas como la persecución política, la campaña electoral o la distribución de pegas, antes que la salud y la vida. Por eso, la gestión de la vacuna por parte del gobierno es ineficiente, discriminatoria y poco confiable”, señala el documento de CC. 

La posición del partido opositor, fue presentada esta mañana en conferencia de prensa por el propio Mesa, quien explicó que esta propuesta incluye seis acciones para concretar este objetivo: 

1) Promulgar una ley que declare prioridad nacional y de interés público el proceso de vacunación.

2) Instruir a la Cancillería que, de manera prioritaria se dedique a asegurar la compra de vacunas en condiciones de urgencia, calidad, garantía y costo adecuados. 

3) Elaborar un verdadero plan de vacunación que involucre al personal de salud, en su elaboración e implementación y que coordine con las instancias departamentales y municipales, la sociedad civil y el sector privado. 

4) Autorizar a las Entidades Territoriales Autónomas proceder a la adquisición de vacunas en el mercado externo. 

5) Autorizar expresamente a las Entidades Territoriales Autónomas proceder a la adquisición de vacunas en el mercado externo y regionalizar la vacunación, en coordinación con las Ministerio de Salud. 

6) Establecer un acuerdo público privado, para facilitar la provisión de vacunas y la adecuada logística, que garanticen que las vacunas cumplan con los requisitos de calidad y precios.


Guillermo Seoane, senador por CC y experto en salud, señaló además que se debe proseguir con las medidas de prevención, reforzando la obligatoriedad de su aplicación y la sanción a su incumplimiento, fortalecer las campañas de comunicación, información y sensibilización sobre la necesidad de mantener la alerta sanitaria, así como implementar un sistema de vigilancia, seguimiento y monitoreo del proceso de vacunación, para evitar el maltrato, la exclusión y la discriminación durante el proceso de vacunación. 

Al respecto, el ministro de Salud, Jeyson Auza, expuso que el Gobierno está llevando adelante la campaña de vacunación más grande de la historia del país y que seguramente habrá dificultades que hay que solucionar, a pesar que las acusaciones de que no existían vacunas disponibles.

 "Estamos abiertos a sugerencias que enriquezcan y optimicen el plan de vacunación. Es muy fácil hacer críticas cuando no se es parte de un proceso, nos hubiese gustado escuchar las críticas" cuando el gobierno transitorio de Jeanine Áñez "no hizo nada para suscribir un convenio" para obtener vacunas, apuntó Auza.

Comentarios