Escucha esta nota aquí


La Organización Mundial de la Salud (OMS) añadió otra variante del coronavirus a su lista. Es la variante Mu y ha sido designada como Variante de Interés (VOI). Esto significa que tiene diferencias genéticas con las otras variantes conocidas y está causando infecciones en múltiples países, por lo que podría representar una amenaza particular para la salud pública.

Según un artículo de Luke O’Neill, profesor en Trinity College de Dublín, para el sitio The Conversation, es posible que los cambios genéticos de Mu la hagan más transmisible, lo que podría permitir que cause una enfermedad más grave y que tenga mayor capacidad de escapar a la respuesta inmunitaria provocada por las vacunas o la infección con variantes anteriores. Esto, a su vez, podría hacerla menos susceptible a los tratamientos.

Lo que hace que Mu sea interesante (y preocupante) es que tiene lo que la OMS llama una “constelación de mutaciones que indican propiedades potenciales de escape inmunológico”. En otras palabras, tiene los rasgos distintivos de que podría eludir la protección de las vacunas existentes.

Para no confiarse del todo, ya que los cambios genéticos de Mu podrían hacerla más transmisible, el infectólogo e investigador boliviano Carlos Paz Román lanza la pregunta sobre las Variantes de Preocupación (VOC): “¿De qué sirve que una variante sea más mortal y que burle la inmunidad si no se transmite tan fácilmente?”.

Paz explicó que la variante Mu tiene cinco modificaciones en la proteína Spike S, y que cuatro de ellas son iguales a las de preocupación. Insistió en que el seguimiento es necesario, ya que los niveles cambian con el tiempo y con mucha frecuencia, especialmente los virus ARN. “Por ahora la variante Delta continúa siendo la de mayor preocupación a escala mundial”, dijo.

EL ORIGEN

De acuerdo a la explicación de Paz, la variante Mu fue encontrada en Colombia a comienzos del mes de enero.

Dijo que la nueva mutación de Sars-CoV-2, denominada Mu, ya ha sido identificada en al menos 39 países, y que es también conocida como B.1.161. “La nueva variante es menos susceptible a la protección de las vacunas existentes, pero cabe señalar que en algunos países esta variante ya ha disminuido. En el caso de Brasil, esta variante se detectó en miembros de la delegación de Colombia y Ecuador que se reunieron en Cuiabá, durante la Copa América”, informó.

El portal The Conversation agregó que se cree que actualmente esta mutación es responsable de solo el 0,1% de las infecciones a nivel mundial, aunque Mu ha sido mucho más prevalente en Colombia que en cualquier otro lugar.

En el Reino Unido se identificaron 45 casos de variante Mu, a través de análisis genéticos, y parece que procedentes del extranjero.

PELIGROSIDAD

Mu tiene una mutación llamada P681H, reportada por primera vez en la variante Alfa, que es potencialmente responsable de una transmisión más rápida. Sin embargo, este estudio todavía está en formato de prepublicación, lo que significa que sus conclusiones aún no han sido revisadas formalmente por otros científicos.

Mu también tiene las mutaciones E484K y K417N, que están asociadas con la capacidad de evadir los anticuerpos contra el coronavirus. Las pruebas sobre esto son más concretas. Estas mutaciones también se dan en la variante Beta, por lo que es posible que Mu se comporte como Beta, contra la que son menos eficaces algunas vacunas.

Hasta el momento solo hay información limitada sobre la posibilidad de que Mu evada a las vacunas. Un estudio de un laboratorio en Roma muestra que la vacuna de Pfizer/BioNTech fue menos eficaz contra Mu, en comparación con otras variantes, cuando se probó en un experimento de laboratorio. A pesar de ello, el estudio seguía considerando que la protección ofrecida contra la Mu por la vacuna era sólida. Realmente aún no se sabe con certeza si las mutaciones de Mu se traducirán en un aumento de la infección y la enfermedad.

EN BOLIVIA

El 7 de septiembre, desde el Ministerio de Salud se informó que los primeros estudios de secuenciación genética, realizados por el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (INLASA), identificaron la presencia en un 12% en el país de la variante Mu, más conocida como “colombiana”.

“En la época más alta (de la pandemia) hemos identificado la variante Gama P-1 brasileña en un 53%, en Pando, Beni, Oruro, La Paz, Cochabamba y Potosí; la variante de interés Lambda, conocida como C-37 Andina, en un 18% en Oruro y Potosí; y también en el país, en un 12%, hemos identificado la variante B.1.621, conocida como Mu (colombiana)”, informó el ministro de Salud, Jeyzon Auza, durante la conferencia de prensa para anunciar la llegada de Mu al país.

En ese momento, Auza explicó que la presencia de la variante Mu en el país era catalogada como de “interés”, no de “preocupación”, y aseguró que no revestía cambio epidemiológico en el análisis semanal que se realiza, ya que no está asociada con la gravedad de la infección.

A pesar de la confirmación de esta mutación en el país, los reportes más recientes de la Gobernación de Santa Cruz muestran una desescalada de casos, de pacientes graves e incluso de óbitos en la última semana, lo que parece confirmar que Mu no reviste mayor gravedad.

“La variante Delta continúa siendo la de mayor preocupación”, afirmó el médico del hospital Santa Casa (Brasil), Carlos Paz.



Comentarios