Escucha esta nota aquí

Los anticuerpos de síntesis de Regeneron pueden ser menos eficaces contra la variante ómicron del coronavirus, dijo este martes la empresa biotecnológica estadounidense, que planea realizar pruebas para determinar exactamente en qué medida.

"Los análisis previos in vitro, y la modelización de las mutaciones individuales presentes en la variante ómicron, indican que puede haber una reducción de la actividad neutralizadora de la inmunidad proporcionada por las vacunas y los anticuerpos monoclonales, incluidos los actuales anticuerpos REGEN-COV", dijo la empresa en un comunicado.

"Se están realizando análisis para confirmar y cuantificar el posible impacto utilizando la secuencia de la variante ómicron", añadió.

Inyectado por vía intravenosa, este tratamiento contiene dos anticuerpos fabricados en laboratorio, casirivimab e imdevimab, que ayudan al sistema inmunitario a combatir el coronavirus.

Estos anticuerpos actúan adhiriéndose a la proteína de la espiga en la superficie del virus, la cual funciona como una llave para entrar en el organismo, impidiendo así que el patógeno entre en las células.

Sin embargo, ómicron presenta un gran número de mutaciones precisamente en esta proteína, lo que preocupa a los expertos.

El tratamiento de Regeneron cuenta actualmente con la aprobación de emergencia en Estados Unidos para las personas en riesgo.

La Organización Mundial de la Salud la recomendó a finales de septiembre, pero solo en algunos casos concretos, como los ancianos o las personas con sistemas inmunitarios débiles.

Comentarios