Escucha esta nota aquí

Los clubes del G6, Bolívar, Wilstermann, Oriente Petrolero, Blooming, Guabirá y Royal Pari, solicitarán en el próximo Consejo Superior de la División Profesional que Destroyers sea incluido el próximo año en el campeonato de esa categoría del fútbol nacional.

Rafael Paz, presidente de Guabirá, confirmó que esa será la posición de los clubes que no reconocen a Fernando Costa como presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), pero que estarán presente en la cita del 24 de noviembre, en La Paz, con el propósito de aprobar la reanudación del campeonato 2020, paralizado por la pandemia desde el 15 de marzo tras la disputa de la fecha 12 del torneo Apertura.

La sanción a Sport Boys, marginado de la División Profesional por no haberse presentado a un partido del torneo Clausura 2019, dejó a Destroyers comprometido con el descenso indirecto, al quedar en el penúltimo lugar en la tabla general del campeonato.

Debía disputar el indirecto con Real Santa Cruz, pero como se generó un conflicto que duró hasta mediados de enero de este año, la dirigencia del club cuchuqui cedió terreno, amparado en un compromiso firmado por los 14 clubes que aseguraba su retorno en 2021 a la máxima categoría del balompié nacional.

De esa manera, Muncipal Vinto y Real Santa  Cruz fueron los nuevos equipos de la presente temporada, que quedó a medias desde marzo.

Lo ingrato para Destroyers ha sido que en el cuestionado congreso ordinario que la FBF realizó el pasado viernes en La Paz no dieron cumplimento al acuerdo de principio de año, provocando malestar en la dirigencia del club aurinegro y en los del G6 que lo respaldan.