Escucha esta nota aquí

El pasado 25 de septiembre, Irán ganó a Jordania en la tanda de penales por 4-2. La portera iraní, Zohreh Koudaei, paró dos penas máximas para darle la victoria a su equipo. Hasta aquí todo normal. Pues bien, el 5 de septiembre la Asociación de Fútbol de Jordania presentó una queja formal a la Confederación Asiática de Fútbol, pidiendo una verificación de género de la portera iraní, a la que consideran un hombre que se hace pasar por mujer.

Ahora, el presidente de la federación jornada, Ali al Hussein, compartió por Twitter la carta formal, que hasta el momento no se había dado a conocer. Es más, pese a que la protesta se centra en la portera, el documento incluye a otros miembros del equipo también como sospechosos. Así reza un fragmento de la queja:

"Teniendo en cuenta la evidencia presentada por la Asociación de Fútbol de Jordania y dada la importancia de esta competición, solicitamos a la AFC que inicie una investigación transparente y clara por parte de un panel de expertos médicos independientes para investigar la elegibilidad de la jugadores en cuestión y otros miembros del equipo. La selección femenina de Irán tiene un historial con cuestiones de género y dopaje".

En este último ataque hace referencia a una acusación del año 2015, en el que se especuló con la posibilidad de que ocho jugadoras de Irán no fueran mujeres. La derrota de Jordania provocó la clasificación matemática de Irán por primera vez en su historia para la Copa Asiática Femenina de la AFC, que se disputará en 2022.

Comentarios