Escucha esta nota aquí

Los árbitros de Bolivia se han manifestado en las últimas horas por las declaraciones del excolegiado Hebert Aguilera. Según el comunicado que hicieron público en Cochabamba, el club Blooming utilizó al exjuez para atacarlos con una versión “difamatoria” sobre sus actuaciones en el torneo local. Las acciones contra el DT celeste, Erwin Sánchez, siguen su curso regular.

El presidente de la Asociación Boliviana de Árbitros de Fútbol, Víctor Hugo Chambi, dio a conocer la posición de sus miembros en la que aseguran que la academia y Aguilera planificaron que salga a la palestra por el convenido que tienen. Según los colegiados, el lazo que existe es comercial, ya que Aguilera les provee la indumentaria deportiva a las divisiones menores de la institución cruceña.

En el texto indican que el 3 de mayo solicitaron a ‘Platiní’ que se retracte o presente pruebas después de emitir criterios que tocaron la fibra íntima de los colegiados y en respuesta tuvieron un ataque. “Mella la dignidad de nuestros asociados por parte del socio comercial del club Blooming, que junto a un funcionario de esa institución arman un acto para defenestrar la labor que realizan los árbitros y los asistentes de nuestro país”, leyó Chambi.

Además, refutaron las palabras de Aguilera, ya que creen que no midió las consecuencias porque detrás de cada árbitro hay una familia y un trabajo cotidiano. “Daña la dignidad y la honra de los árbitros que tienen una carrera de varios años, en los cuales dedicaron tiempo a un entrenamiento y a una capacitación constante para llegar al nivel que ostentan”, agrega el oficio.

Aguilera aseguró que el director ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol, Freddy Téllez, lo llamó a nombre del titular de la FBF, César Salinas, para que cambie la designación del juez Alejandro Mancilla en un partido que tenía programado The Strongest frente a Guabirá. “Le dije que no se puede cambiar y no lo cambié. Dirigió Alejandro Mancilla”, denunció Aguilera.

En respuesta

El presidente de la academia, Juan Alfredo Jordán, dijo a Página Siete que pueden iniciar acciones en contra de la agremiación de los árbitros si es que no demuestran su denuncia. “La asociación de árbitros tendrá que demostrar pruebas de sus acusaciones. Nosotros pedimos que haya investigación. Si no lo hacen, analizaremos las acciones judiciales que emprenderemos ante estas denuncias falsas en contra de nuestro club”, dijo el dirigente.