Escucha esta nota aquí

MAURICIO CAMBARÁ F.

Se trata de un reto de relevancia, no solo porque Bolivia se mide ante una Venezuela con años de trabajo (18:00), sino porque el técnico César Farías apunta a que desde este partido la Verde tenga un punto de quiebre apuntando a las eliminatorias de marzo. Oficialmente quedan solo cuatro partidos de fecha FIFA (incluido el de esta tarde) antes de iniciar la andadura a Catar 2022 y cada partido cuenta para afinar detalles. Hoy se puede ver equipo o esquema para jugar de local.

Lo anticipó el mismo Farías en el trabajo que se cumplió en el Country Club Las Lagunitas, estando ya en Caracas. “Queremos un voto de confianza y no hay otra forma que con un buen resultado”, sostuvo. Él sabe lo que es Venezuela porque la tuvo a su mando, pero desafía a los jugadores a comenzar a ganar, algo que no sucede con la Verde desde el 13/10/2018 tras el 3-0 a Myannmar en Naipydó. Es más, se habló hasta de que fue un pedido del plantel, jugar como en La Paz.

En más de una ocasión Farías sostuvo que esta selección se ha acostumbrado a jugar de visitante y que ese aspecto va a pesar en su momento, cuando arranque la competencia oficial. Pero en el Hernando Siles, la sede habitual de Bolivia, no tuvo la chance de jugar (sí se lo hizo ante Nicaragua en Villa Tunari. Es por eso que ante Venezuela apunta a proponer, a asociarse y a tratar de convertir lo que se genere. “Soy un profesional y quiero ganar”, añadió el técnico ante los medios.

Es casi un hecho que el once titular lo integrarán Daniel Vaca; Óscar Ribera, Adrián Jusino, Jefferson Ibáñez (Olguín) y José Sagredo; Junior Sánchez, Leonel Justiniano, Erwin Saavedra y Antonio Melgar; Juan Carlos Arce y Gílbert Álvarez. Existe la opción de que Arce baje como extremo, Melgar quede como enganche para secundar a Álvarez y Paúl Arano sea incluido por el extremo izquierdo. El plantel hizo el reconocimiento anoche del estadio Olímpico y luego volvió al hotel.

Luego del amistoso ante Venezuela, la Verde jugará ante Haití, en el Tahuichi de Santa Cruz, el martes 15, y cerrará el año con los últimos dos amistosos FIFA: ante Panamá y Chile, en noviembre. No hay otro espacio más para las selecciones antes de las eliminatorias, por lo que estos partidos son de vital importancia para afinar la estructura que se quiere. Es por eso el objetivo de ver a la Bolivia que puede jugar en La Paz, por más que el rival sea difícil.

“Hemos trabajado con Farías, lo conocemos desde cuando estuvo en The Storngest, y sabemos lo que pretende”, dijo el experimentado arquero Daniel Vaca, que atajó ante Ecuador (3-0) y que es casi un hecho que volverá a ser titular ante Venezuela. La otra opción es Jorge Araúz (Royal Pari) y Rómel Quiñónez (Oriente), aunque en las prácticas ha demostrado plena confianza en Vaca, al que conoce muy bien.

La Vinotinto lo espera con todo su arsenal, incluidos Tomás Rincón y Salomón Rondón. Para ellos es también de vital importancia este amistoso. A Bolivia después se le viene Haití.