Escucha esta nota aquí

Cambiaron las cosas en el campeonato de la División Profesional después de muchas fechas. The Strongest recuperó el liderazgo que ejerció en la primera parte del torneo Único y que perdió a mediados de septiembre.

Ciento cuarenta y dos días había mandado en el certamen el Tigre, luego de haber asumido el liderazgo en la quinta fecha, el 25 de abril, con un triunfo ante Atlético Palmaflor. Se mantuvo al frente hasta la 17. Doce fechas seguidas.

Inicialmente disputaba el primer lugar con Bolívar y Nacional Potosí, pero luego fue sacando ventaja gracias a una racha favorable y la irregularidad de los demás equipos, que lo alejó de sus seguidores hasta conseguir, en determinado momento, 11 puntos de diferencia.

La bonanza le duró al equipo atigrado hasta fecha 14, momento en el que aventajaba con 8 puntos al segundo. Después vino el declive. Sufrió dos derrotas consecutivas, ante Always Ready en Villa Ingenio y con Real Santa Cruz en el estadio Hernando Siles, que generaron una crisis que le costó el cargo al entrenador paraguayo Gustavo Florentín.

Tras un leve repunte ante Nacional Potosí, con Pablo Cabanillas al frente como director técnico interino, tuvo una recaída, perdió con Oriente Petrolero y empató con Independiente, y cedió el liderazgo.

Always Ready, que estaba al acecho, a dos unidades, le arrebató la condición de puntero al derrotar a Real Santa Cruz, en la fecha 18.

El Tigre se encomendó al argentino Cristian Díaz, exWilstermann y Royal Pari, en el intento de enderezar el rumbo y seguir peleando el título o, por lo menos, acabar entre los dos primeros para ir a la fase de grupos de la Copa Libertadores.

Always Ready se mantuvo firme y parecía con una fortaleza anímica -no tanto futbolística - que lo llevaba a la conquista del bicampeonato… hasta que tuvo su “Waterloo” en la Villa Imperial el pasado domingo, donde cayó, de manera sorpresiva, frente a Real Potosí, brindándole la oportunidad a The Strongest de retomar el liderazgo.

Era la gran chance después de ocho fechas y en un momento decisivo. Y el Tigre no la desaprovechó pese a tener enfrente un gran desafío, el clásico con Bolívar. Ganó y ahora es el que manda, con dos puntos de ventaja sobre Always Ready.

El atigrado está mejor en la tabla que en la cancha, es cierto, porque no muestra un juego vistoso…pero gana, y los números son indiscutibles.

A priori, se puede decir que The Strongest cuenta con un rol de partidos favorable pese a que tiene que jugar dos de los cuatro encuentros en condición de visitante como el resto de los equipos.

Recibirá a Aurora y San José, y visitará a Real Tomayapo y Real Santa Cruz.

Always Ready será local ante Guabirá y Bolívar, y visitante con Blooming y Aurora.


Comentarios