Escucha esta nota aquí

La posición sobre el pedido de los clubes de que les aumenten el dinero tras la participación en la Copa América, el tema del racismo, el pedido de ‘autonomía de gestión’, el plan para las dos Casas de la Verde (La Paz y Santa Cruz) y hasta lo que puede pasar en el próximo congreso. César Salinas, presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), habló de temas álgidos. Todo en la previa al acto que se prepara en La Paz para recibir a Alejandro Domínguez, el paraguayo que es el presidente de la Conmebol.

Los seis clubes cruceños, junto a Bolívar y Wilstermann piden al menos 140 mil dólares por la participación de Bolivia en la Copa América, ¿es viable?

La Conmebol otorgó cuatro millones de dólares a cada federación por la participación en la Copa América (Brasil 2019). Dos millones fueron para los equipos, para los jugadores, para todo el proceso de concentración y preparación antes del torneo. Recibimos una carta de Conmebol donde se nos recomienda -no se nos obliga-, a que los otros dos millones se puedan invertir en fomento del fútbol en divisiones menores. Entonces nosotros hemos optado por la opción de hacer fomento en menores; ahí van los otros 2 millones.

¿Cómo lo han distribuido?

Te voy dar una composición aproximada, referencial, en el cual el gasto más significativo es el torneo de reservas, el que se está disputando en estos momentos y que ronda los 300 mil dólares aproximadamente. Y la Copa Simón Bolívar, donde igual, más o menos son unos 100 mil dólares. A ello se agrega el fútbol femenino ya que mandamos dos selecciones (sub 16 y sub 19) a jugar en España en la que obtuvimos una buena participación.

Y después, están los sueldos, no solo del DT de la selección absoluta, sino de las otras selecciones. Hoy tenemos fútbol femenino, futsal, fútbol playa y todos tienen sus propios cuerpos técnicos; todo es una sumatoria que al final implica una erogación mensual. Y los sueldos de los empleados administrativos que está por encima de los 30 mil dólares. Esto es más o menos la parte gruesa.

¿Y lo demás?

No estamos contando las concentraciones para jugar en fecha FIFA, tanto de la absoluta como de la selección sub 23 que participará en el Preolímpico para ir a Colombia. Y con la selección absoluta en estos tres meses hay fecha FIFA, eso implica concentración, bono de presentación a los jugadores, que en total, no está por debajo de los 35 mil dólares.

Nosotros, históricamente, hemos otorgado mil dólares de presentación por partido a cada jugador; si el técnico convoca a 25, ahí ya tenés 25 mil y hay que añadirle 10 mil de hotelería, transporte y todo eso. El dinero está referencialmente como 35 mil por partido y si eso lo multiplicás por seis ya te puedes imaginar la cantidad de dinero que se maneja en cada una de las concentraciones.

La suma de todos estos sistemas que son los más relevantes, los más gruesos, fácilmente bordea o supera los dos millones de dólares. Entonces al margen de esto y de los campeonatos de las divisiones menores, estamos poniendo dinero de fondo propio apoyando también varios proyectos.

Estos proyectos, ¿no los financia FIFA y Conmebol?

Un 70 por ciento, pero la contraparte la tenemos que poner nosotros. Por ejemplo, el estadio de Potosí que ya está acabado y que estamos esperando que vengan los ejecutivos de FIFA para inaugurarlo, ahí pusimos dinero de los fondos de la FBF. Eso hace la suma de varios ítems que concluyen con esos 2 millones. Ahora, si los clubes quieren o se empecinan en que se les ponga más plata, vamos a tener que dejar de hacer torneos de reservas y varias actividades.

Ellos quieren dinero para cubrir el déficit que tienen en sus planillas, pero nosotros estamos invirtiendo en generar campeonatos que nos generen futbolistas jóvenes que sean el futuro de nuestro fútbol profesional; eso no se dan cuenta. Parte de ese dinero se les está devolviendo en el torneo de reservas donde ellos participan y no ponen un peso porque la FBF lo paga todo.

Ese tipo de cosas hay que explicarle a los presidentes (de los clubes) para que entiendan y si hacen un acto de desprendimiento sin ningún tipo de actitud interesada, creo que lo van a tener claro. Sí les digo que para la próxima semana queremos convocar un consejo de presidentes para explicarles esto y esperemos que lo entiendan para que quede claro.

Los clubes piden autonomía de gestión, es decir administrar los recursos que generen, ¿cómo lo analiza desde la FBF?

El estatuto vigente lo prohíbe totalmente. La FBF es la que representa y asume la responsabilidad legal de todo el fútbol profesional, porque si no, imagínese, la federación estaría por demás si ellos quieren manejarse de forma independiente. Lo que no entienden los clubes o quienes tienen esa idea errada, es que la norma viene desde Conmebol.

Si a Conmebol le plantean manejarse de manera independiente o autónoma, la FBF es la única que puede acreditar a los campeones o a los que vayan a torneos internacionales como Libertadores o Sudamericana. Hay muchos conceptos errados, no todos, pero sí creo que hay dirigentes que en su cabeza solo tienen la idea de generar conflictos.

Los clubes cruceños también buscan mejores ingresos por los derechos de televisión...

Me da mucha pena decirlo pero han hecho dos shows; uno con el famoso Torconi que ofrecía 40 millones de dólares y que luego desapareció, no existe, no tiene empresa, lo trajo Rafael Paz (presidente de Guabirá), y ahora lo traen a Villalobos que es un comisionista. Hasta donde sé, hay otros dos directivos, Juan Jordán (Blooming) y Robert Blanco (vicepresidente de la FBF). Traen a gente que no es del rubro para un tema tan delicado.

Yo les había comentado que Javier Villalobos y su hermano se dedican a generar partidos amistosos entre clubes o selecciones y que no manejan derechos de TV. Entonces están totalmente equivocados, pero espero que hablando entiendan para que de una vez despejemos las dudas que tenemos.

¿Se les ha dado 70 mil dólares por la Copa América a los clubes?

Son 75 mil dólares y ya se los dimos. Pero ahora quieren el doble (justifican que antes Conmebol daba 2 millones y que ahora dio 4) y si lo hacemos vamos a implicar a los 2 millones de lo que hablé y que se están invirtiendo en las divisiones menores y en los demás gastos. Ellos quieren agarrar ese dinero y si se lo damos vamos a dejar de hacer campeonatos juveniles o torneos de reservas que ellos mismos han pedido.

El nuevo circuito de trabajo es que se le dé prioridad a los campeonatos juveniles y a sus diferenes categorías porque solo así vamos a poder progresar. De lo contrario seguiremos estancados como ahora. Si ellos perciben algún otro dinero, lo que van a querer pagar es solo sus deudas, y qué del fomento en las menores ante ese panorama.

¿Hay posibilidad de un congreso inmediato de la FBF para tratar estos temas?

Está proyectado el congreso para aprobar el reglamento, estimo que será en este mes de octubre. Sí es importante el congreso para aprobar el reglamento y un par de otros temas pendientes.

¿Cómo ve el tema del racismo en nuestro fútbol?

Hay dos o tres dirigentes y técnicos que se manejan de esa manera, pero la mayoría de dirigentes y jugadores está trabajando para obtener resultados positivos. Es un tema delicado porque todos sabemos que los castigos legales son muy fuertes y nadie quiere entrar en esa situación, menos el fútbol. No hay que darles importancia al tipo de argumentos que exponen porque el fútbol es la única disciplina sin ningún tipo de prejuicio, que une a un pueblo, en este caso, a Bolivia.

En Blooming dicen que son la piedra en el zapato para la FBF, ¿cuál es su análisis de lo que dijo el presidente del club?

La FBF trabaja para todos, Blooming no es la piedra en el zapato. Lo que tienen que hacer, la dirigencia y su cuerpo técnico, es primero mirarse al espejo y ver cómo están trabajando; se quejan de todo. El domingo perdieron por 6-1 y no hay por dónde negar que el equipo que trajeron fue un equipo joven que rendirá de aquí a un par de años. Deberían más bien precuparse de darle satisfacción a su hinchada.

No son una piedra en el zapato, para nada, para nosotros existe un fixture y se lo cumple; hay problemas aislados pero eso no es motivo para agrandarlos. Más bien si la dirigencia es más racional, debería tratar de cortar todo eso porque cuando más leña se le echa al fuego, es más peligroso. Nosotros en la FBF, estamos analizando la normativa para ver qué tipo de castigo tienen aquellos actores que se prestan a este tipo de problemas y vamos a ser drásticos, teniendo el respaldo de la normativa.

A otro tema. ¿Qué falta para iniciar las obras con la Casa de la Verde en La Paz?

La posesión física la haremos el jueves teniendo como invitado al presidente de Conmebol, Alejandro Domínguez, el presidente Evo (Morales) y otras autoridades, presidentes de los clubes y asociaciones. Les mostraremos que se hizo la gestión para que esos 40 mil metros de terreno estén ya a nombre de la FBF. Tenemos los testimonios debidamente revisados en Rerechos Reales, todo un folio a nombre de la institución. Obviamente que los financiadores son FIFA y Conmebol y aclaro que no es comodato, queda para la FBF.

¿Y la de Warnes?

El jueves está invitado el alcalde Mario Cronenbold que está trayendo a La Paz, la resolución de su concejo local donde se autoriza la venta de 15 hectáreas a favor de la FBF. Luego tenemos que meter esos papeles al Senado para que se lo pueda tratar y estimamos que en unos 30 días vamos a poder tener la ley aprobada para que esas 15 hectáreas sean de la FBF.

¿No es nada de comodato?

No, para nada, nosotros queremos en propiedad, porque la idea es dejarle patrimonio a la FBF. Si todo va bien, si el presidente Evo Morales ratifica su apoyo para solventar la infraestructura de las dos casas de la selección, les aseguro que estos terrenos en uno o dos años van a costar unos 15 millones de dólares como mínimo.

¿Se construirá en este 2019?

La próxima semana vamos a buscar las empresas que puedan elaborar y ejecutar el proyecto; eso tarda un par de meses, con todas las pruebas para darle funcionalidad. Y después de eso hay que esperar que el Gobierno nos pueda aprobar y ayudar para comenzar la construcción en las dos casas, máximo en enero.