Escucha esta nota aquí

Argentina dejó escapar en la recta final una victoria de visitante ante Colombia y tuvo que conformarse con un empate 2-2 anoche en Barranquilla, por la octava fecha de la eliminatoria sudamericana hacia el Mundial de Catar-2022.

El partido se disputó mientras manifestantes y policías antidisturbios chocaban en los alrededores del estadio Metropolitano, que tuvo público en las graderías tras la decisión del gobierno de autorizar un 25% de aforo, pese a la explosión de contagios y muertos por la pandemia.

Los argentinos llegaron a 12 puntos y escoltan al líder Brasil, que tiene un puntaje perfecto de 15 unidades en cinco partidos disputados. Colombia llegó a 8 unidades y escaló a la quinta casilla, que reserva un cupo para el repechaje intercontinental.

Al tercer minuto de juego el argentino Rodrigo De Paul lanzó un centro perfecto de balón parado desde la derecha. El central Cristian Romero sorprendió a la zaga colombiana con un cabezazo violento que batió la resistencia de David Ospina. Primer gol para el jugador del Atalanta italiano con la albiceleste en su segunda presentación con la selección mayor.

Los argentinos olieron sangre y fueron por más.

Apenas cinco minutos después, los de Scaloni volvieron a superar a los defensores colombianos a la salida de un balón parado. Leandro Paredes recibió en el borde del área tras una seguidilla de rebotes, trazó un eslalom entre las piernas de cuatro defensas y definió abajo de zurda para poner el segundo.

Arrinconado por el rival, el DT colombiano Reinaldo Rueda cambió el esquema antes de la media hora de juego. El volante central Jefferson Lerma abandonó el campo al minuto 29 para dar sitio al goleador del Atalanta, Luis Muriel.

Scaloni también se vio obligado a hacer un cambio antes del descanso. El portero Emiliano Martínez quedó lesionado tras un duro choque con Yerry Mina y Marchesin ocupó su lugar.

En el descanso, Rueda terminó de deshacer su planteamiento defensivo para ingresar a Edwin Cardona y Miguel Borja. Comenzando la segunda parte, Otamendi le propino un codazo inexplicable a Uribe en el área grande. El árbitro chileno Roberto Tovar sancionó un penal que Muriel cobró con sutileza para reducir la ventaja e ilusionar con la remontada.

Con tres delanteros netos en cancha los cafeteros se jugaron por el empate descuidando la defensa.

La arremetida colombiana rindió fruto en los descuentos. Con Argentina metida en su propia área, Cuadrado colgó un centro preciso que Borja martilló con la cabeza para desatar la locura.

Comentarios