Escucha esta nota aquí

El clásico Brasil-Argentina quedó suspendido, anunció la selección albiceleste en la red social Twitter, tras 30 minutos interrumpido, cuando el equipo de Lionel Messi se retiró de la cancha a los cinco minutos de iniciado el partido.

Los jugadores de Argentina abandonaron la cancha en pleno clásico luego del ingreso de funcionarios de la Anvisa que buscaban hacer cumplir una orden de deportación de cuatro futbolistas argentinos que militan en la Liga Premier inglesa.

“Llegamos a este punto porque todo aquello que Anvisa (la agencia de salud de Brasil) orientó, desde el primer momento, no fue cumplido. Ellos fueron orientados a permanecer aislados mientras esperaban la deportación, pero no cumplieron. Se movilizan hasta el estadio y entran al campo, en una serie de incumplimientos”, dijo el director-presidente de la entidad, Antonio Barra Torres, a la transmisión de televisión.

Barra Torres se refiere al portero Emiliano Martínez y al delantero Emiliano Buendía, del Aston Villa, y al zaguero Cristian Romero y al volante Giovani Lo Celso, del Tottenham, quienes son señalados por Anvisa de dar “información falsa” en su ingreso a Brasil para el juego del clasificatorio sudamericano para el mundial de Catar 2022 de este domingo en San Pablo.

Una orden ministerial del 23 de junio prohíbe la entrada en territorio brasileño de cualquier persona extranjera proveniente del Reino Unido, India o Sudáfrica, para evitar la propagación de variantes del coronavirus.

Martínez, Romero y Lo Celso estaban en el campo, mientras que Buendía no fue convocado para el choque contra Brasil.

El partido fue interrumpido en el minuto 5 por una acción de juego, pero un par de minutos después ingresó un grupo de personas, que serían funcionarios de la agencia de salud brasileña Anvisa, con órdenes contra los cuatro jugadores argentinos.

La posición de la Conmebol

La Conmebol se limitó a informar en Twitter que el partido había sido suspendido. “Por decisión del árbitro del partido, el encuentro organizado por FIFA entre Brasil y Argentina por las Eliminatorias para la Copa del Mundo queda suspendido”, señala el texto.

El mensaje agrega que “el árbitro y el comisario del partido elevarán un informe a la Comisión Disciplinaria de la FIFA, la cual determinará los pasos a seguir. Estos procedimientos se ciñen estrictamente a las reglamentaciones vigentes.

Luego aclaró que “las Eliminatorias para la Copa del Mundo es una competición de la FIFA. Todas las decisiones que atañen a su organización y desarrollo son potestad exclusiva de esa institución”.

Comentarios