Escucha esta nota aquí

La derrota en el clásico cruceño trajo tensión extra en Oriente, aunque no se quiere cometer errores. El presidente del club, Ronald Raldes Balcázar, explicó este lunes que tienen en carpeta al posible nuevo entrenador del primer plantel y se están tomando su tiempo para “no equivocarse”.  La formación y el estilo de juego son algunas de las características en las que pone énfasis el directorio que asumió hace poco.

Que sea formador, que sea de un juego de intensidad alta y con velocidad, que tenga paciencia porque sabemos que nuestro fútbol carece de conceptos, porque esos aspectos hay que trasladárselo al jugador”, describió Raldes. El titular  aseguró que están “trabajando duro” para contratar al nuevo técnico y descartó que el aspecto económico sea la traba.

“No podemos equivocarnos por elegir a lo apurado. No queremos traer un técnico que no convenza a nadie, que no demuestre el fútbol que queremos y que no vaya con la historia de nuestro club”, dijo categóricamente Raldes. Además, anunció que mantiene el respaldo a Luis Marín Camacho para que dirija el próximo partido de Oriente, que será el jueves (20:30) ante San José en el Tahuichi.

Sé que hay ansiedad, pero la decisión de elegir al nuevo técnico será clave en la forma de jugar para lo que resta del torneo y lo que viene”, indicó el mandamás verdolaga. Ante la pregunta de que si Ángel Guillermos Hoyos está en carpeta, Raldes no lo afirmó ni lo descartó y solo sostuvo que “hay varios” bajo análisis.

  • Esto fue lo que dijo Raldes este lunes

Derrota en el clásico

Raldes cree que se perdió el clásico cruceño ante Blooming (2-1) por “errores puntuales” y no considera que el rival fue totalmente superior. Sin embargo, sostuvo estar dispuesto a asumir las críticas.

Este lunes por la mañana los jugadores que fueron titulares hicieron un trabajo por separado con ejercicios regenerativos y luego fueron liberados. Mientas que el grupo que estuvo en la banca o no fue convocado jugó un partido amistoso con un equipo de las divisiones menores del club refinero.

Comentarios