Escucha esta nota aquí

El defensor chileno Gary Medel y el delantero argentino Lionel Messi fueron expulsados del partido que Argentina ganó a Chile por 2-1. Ambos vieron la cartulina roja por un altercado, aunque no acabó todo ahí. El zaguero trasandino agredió a unos hinchas que presuntamente lo insultaban desde las graderías.

Luego de la ceremonia de premiación, en la que los jugadores de la Roja fueron a recibir su presea por ocupar el cuarto puesto de la competición, un grupo de simpatizantes de la Albiceleste le recriminó a Medel su accionar en la cancha. Molesto por los insultos, el jugador reaccionó al sacarse un chicle de la boca y arrojárselo a los simpatizantes. El momento se hizo viral en las redes.

Comentarios