Escucha esta nota aquí

Lucas Andrés Mugni fue uno de los mejores jugadores de Oriente Petrolero la temporada pasada y actualmente defiende los colores del Sport Recife de Brasil. El argentino cuenta cómo se cuida del coronavirus a tiempo de señalar que la decisión de parar el fútbol es acertada.

“Uno ve a la gente que trabaja en los hospitales pidiendo que se quede en sus casas y el fútbol no podía seguir jugándose, sería una falta de respeto a esa gente que trata de salvar vidas”, dijo Mugni en contacto con ESPN.

El mediocampista, de 28 años, permanece en la ciudad de Recife, estado de Pernambuco, acompañado de su novia, su hijo, un amigo y su suegra, lo que le permite hacer más llevadero estos días de encierro en su domicilio, porque si bien no se declaró aún cuarentena en ese país, la mayoría de la gente por responsabilidad permanece en sus hogares.

“Brasil fue uno de los últimos en parar el fútbol, hace pocos días estábamos jugando. Fue difícil, si bien uno quiere jugar pero había que parara, porque estábamos en contacto con otras personas en aeropuertos y todo eso”, explicó.

El futbolista dijo que por responsabilidad trabaja de forma individual en su domicilio. “No se sabe cuándo va a volver el fútbol, serán dos semanas o más, por lo tanto hay que seguir entrenando, para que cuando volvamos a jugar no hayan lesionados. Más allá de que el club nos mande o no un programa de trabajo, por responsabilidad uno tiene que estar bien”, finalizó Mugni.

Comentarios