Escucha esta nota aquí

“No lo puedo entender, es muy triste y da mucha bronca también”, fue la frase que lanzó el DT de la selección boliviana, César Farías, después de que el delantero de Oriente Petrolero Nicolás Franco lesionó al mediocampista Kevin Pontons (Always Ready) en una jugada que fue calificada de malintencionada. Lo dejó fuera de las canchas por al menos 20 días tras el amistoso que se disputó en el Tahuichi.

Según Pontons, Franco se molestó porque en una jugada anterior le sacó un balón con pierna alta y en una segunda fue a buscarlo. “Iba a recibir la pelota, pero él por atrás me barrió. Mi pie derecho que era el de apoyo se dobló”, aseguró el volante que salió en brazos de los colaboradores de Farías. Después fue trasladado a la clínica Foianini para que le realicen estudios, ya que se temía que pudiese ser una fractura.

Será baja por al menos 20 días, ya que presenta un esguince de segundo grado en el tobillo derecho. El médico Gabriel Virgo y el fisioterapeuta Ruddy Romero fueron los encargados de prestarle los primeros auxilios. “La acción fue descolocada, sin ningún sentido. Se puede jugar fuerte, pero dentro del reglamento”, expresó Farías.

La molestia de Farías fue porque detectó una mala intención, incluso le reclamó a Franco que terminó reclamando al árbitro del por qué le cobró la falta. "Puedes cometer un error, pero viendo lo que sucedió y todavía reclamas al árbitro, discutes con los rivales, es que estás peleado contigo mismo”, concluyó Farías.

Oriente Petrolero le ganó por 2-1 al combinado sub-23 que este jueves cierra su segundo microciclo de trabajo, apuntando al preolímpico de Colombia.

Comentarios