Escucha esta nota aquí

Una vez más un equipo cruceño denunció que no tenía agua en su vestuario, después de disputar un partido en el estadio Municipal de El Alto. Esta vez, fue el turno de Royal Pari que hizo conocer su molestia a través de su dirigencia. Le cortaron el servicio cuando sus futbolistas estaban por hacer uso del mismo.

Después de perder por 3-2, los jugadores del inmobiliario se trasladaron hasta su camarín para bañarse, pero no tenían agua. Antes del partido y en el entretiempo todo estaba normal, pero sobre el final fue totalmente distinto. La preocupación de la directiva visitante fue porque los integrantes del plantel podían enfermarse ante la larga espera que fue por casi media hora.

“Es la misma forma de trabajar de Always Ready y su dirigencia. Lanzan objetos durante el partido y por último nos cortan el agua. Qué tiene que ver con dejar a los jugadores sucios, los partidos se juegan en la cancha”, expresó el administrador del club, Jorge Laguna.


Mientras que un funcionario del millonario indicó que la versión de los cruceños era falsa, pues cuando ingresaron a ver cuál era el problema no había inconveniente. “Siempre se quejan de todo, incluso cuando el árbitro estuvo en nuestra contra”, afirmó la misma fuente.

Después de la demora, los jugadores pudieron alistarse para retornar a casa. “Dejen de jugar así, actúen de manera adecuada”, añadió Laguna refiriéndose a la dirigencia del club que representa a El Alto.

Antecedente

En mayo, Guabirá reclamó que no tuvieron ni siquiera agua para que los jugadores puedan bañarse en el mismo escenario deportivo. Además, criticaron el estado deplorable en el que estaban los baños que tenían a su disposición.