Escucha esta nota aquí

Bolivia logró un buen triunfo ante El Salvador a menos de una semana de su visita a Perú por las eliminatorias de Catar 2022. Un incentivo y refuerzo de confianza para ir a Lima el jueves en busca de puntos vitales.

Fue 1-0 con gol de Rodrigo Ramallo, tras centro de Juan Carlos Arce, en jugada de pelota detenida, en el minuto 70.

La selección boliviana tuvo dos buenos ciclos en el encuentro. Los primeros veinte minutos de la primera etapa y otro lapso en la mitad del complemento, en el cual consiguió el gol.

Los salvadoreños también tuvieron posibilidades atacando por los costados, especialmente por el lateral derecho nacional, pero no acertaron en ninguno de sus ataques.

Bolivia jugó distinto a como lo hace habitualmente. Tuvo actitud ofensiva, fue más agresiva, presionó en tres cuartos de cancha, mostró dinámica y mayor tendencia al juego asociado.

César Farías ensayó una línea de tres con dos jugadores que habitualmente son laterales (Bejarano y José Sagredo) y una especie de “líbero” (Quinteros). Por momentos respondió bien, pero fue vulnerable.

En el medio campo probó con dos volantes de contención y salida (Villarroel y Franz Gonzales), uno por derecha (Saavedra), otro por izquierda (Ramallo) y uno libre (Juan Carlos Arce).

Hubo un buen trabajo en el medio campo, por dinámica, despliegue y agresividad, con dos valores sobresalientes, Gonzales y Arce.

Gonzales, mediocampista de Real Santa Cruz, fue el mejor jugador de la Verde en el Audi Field de Washington. Se “comió” la cancha. Estuvo en todos lados, colaborando en defensa, en salida, marcando y apoyando en ataque.

En el ataque, Farías incluyó a Víctor Ábrego y Carmelo Algarañaz. A la media hora de juego ingresó Bruno Miranda porque se lesionó Algarañaz. Los tres cumplieron una aceptable labor.

El Salvador no es Perú, un rival que cuenta con otros argumentos, sin embargo Bolivia demostró que puede jugar mejor y ser más ofensiva.

La presencia de varios jugadores de la selección preolímpica sub 23 le cambió la dinámica.

Solo faltan Carlos Lampe y Marcelo Martins, y quizá Enoumba. Pero no mucho más, para visitar a Perú.

Lo importante es que la base está, y el viernes rindió bien el examen.

Comentarios