Escucha esta nota aquí

Las imágenes por televisión de la parada cardiaca del jugador danés Christian Eriksen, el sábado durante el partido de la Eurocopa de su selección ante Finlandia, sorprendieron a muchos telespectadores y abrieron una polémica: ¿había que emitirlas?

Las opiniones varían en Europa. La BBC y la televisión pública finlandesa pidieron disculpas mientras que otros difusores justificaron su elección por la necesidad de mostrar la gran emoción que se vivió en el Stade Parken de Copenhague.

Un ‘shock’ sacudió Dinamarca cuando Eriksen, la estrella de su selección, caía al suelo. “Si hubiéramos sabido que había 2, 3 o 4 planos que pasaban la línea, hubiéramos preferido no mostrarlos”, señaló en Twitter Kim Mikkelsen, jefe de deportes de Nordic Entertainment Group.

En Finlandia, la cadena pública Yle presentó sus disculpas. “La señal internacional tenía demasiados planos cerrados. Aprenderemos la lección de este incidente”, aseguró la directora de la cadena, Marja Yla-Anttila.

La BBC pidió disculpas en un comunicado. “Presentamos excusas a quien pudiera sentirse sorprendido por las imágenes difundidas. Estas imágenes son del difusor anfitrión y fuera de nuestro control”.

En Alemania el presidente del sindicato de periodistas, Frank Überall, criticó con dureza a la cadena pública ZDF: “Encuentro intolerable que hayan mostrado durante tanto tiempo en directo la reanimación del futbolista. Es irresponsable y contrario a la ética periodística”.

El jefe de deportes de la cadena, Thomas Fuhrmann, rechazó estas críticas, estimando que la actitud del equipo directivo era la buena. Y defendió la elección del realizador: “Cuando se vio la gravedad de la enfermedad, no hubo ningún plano grosero ni una imagen inapropiada”.

Comentarios