Escucha esta nota aquí

El presidente del Nápoles, Aurelio De Laurentiis, declaró este jueves que el partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones entre su equipo y el FC Barcelona no debería jugarse en España, donde nuevos casos de coronavirus han aparecido. 

"Escucho mucha confusión y miedo procedente de España y actúan como si no fuera nada", lamentó el italiano. "¿Qué hay que hacer para decir 'no vayan a Barcelona sino más bien a Portugal, Alemania o Ginebra?'", añadió. 

Tras el empate (1-1) del partido de ida, Barcelona debe recibir a Nápoles el 8 de agosto en el Camp Nou. El vencedor jugará después en cuartos de final en Lisboa, en Portugal. 

"Si han decidido que la Liga de Campeones se juegue en Portugal y la Europa League en Alemania, pienso que podemos ir a Portugal o a Alemania para los octavos de final. No entiendo la razón por la cual nos tendríamos que quedar en una ciudad que presenta grandes problemas", insistió Aurelio De Laurentiis.