Escucha esta nota aquí

Juan Jordán, presidente de Blooming, sigue siendo el vocero de los seis clubes cruceños. El titular celeste ayer informó sobre la posición que tomaron respecto a las declaraciones que hizo el titular de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, que anunció que no dará a cada club más de los 75.000 dólares que ya les anticipó por los ingresos que se tuvo de la Conmebol por la Copa América jugada en Brasil. El mandamás de la academia cruceña sostiene que Salinas se ha empoderado en la FBF y tergiversa el pedido de los clubes que exigen lo que les corresponde.

Admitió que insistirán en pedir autonomía de gestión para la División Profesional, como también respeto a la decisión de aceptar propuestas que puedan mejorar los ingresos por derechos de televisión.

¿El presidente de la Federación entiende mal la postura de los clubes cruceños?

Los clubes cruceños mantenemos reuniones periódicas y eso lo consideramos positivo para el fútbol nacional. Es ‘sui géneris’ que haya seis equipos cruceños en la División Profesional y que ahora estemos unidos. ¿Qué nos lleva a reunirnos periódicamente y de mostrarnos unidos? No es como dicen que queremos boicotear la gestión de César Salinas y tumbar a un presidente. De ninguna manera, lo que queremos es que de una vez por todas el fútbol boliviano cambie. Estamos lejos del nivel de otras selecciones sudamericanas. Todas tienen un plan a seguir, mientras que nosotros hasta hoy conocemos uno de la Federación y si lo tienen, ojalá que pronto nos lo muestren.

Salinas dijo que los clubes cruceños quieren más plata para cubrir el déficit que afrontan...

No pedimos más o menos plata, estamos pidiendo lo que nos corresponde. En la nota de EL DEBER responde que la Conmebol sugiere que los otros dos millones de dólares que dio a cada federación se inviertan en divisiones menores. Perfecto, que se lo haga, pero lo que molesta es que dice: “Optamos”, como si hubiera consultado a los clubes.

¿Qué concepto tienen de la gestión de Salinas?

Hay un empoderamiento de César Salinas como presidente de la Federación y también de su comité ejecutivo, que está dividido, porque ya no es un secreto que hay una pelea frontal entre sus miembros. Es el caso de dos vicepresidentes, que al parecer se han desafiado a puñetes. A esto se suma la discordia que se ha generado por esas reuniones del comité ejecutivo en las que hacen participar al director ejecutivo (Freddy Téllez), que también se amenazó a los puños con un vicepresidente por convocatorias de ciertos jugadores a la selección. Hay un caos dentro de este comité ejecutivo, que aparece solo cuando le conviene y no para darnos soluciones.

¿Asume solo todas las responsabilidades?

Para muestra, un botón. Los clubes cruceños le enviamos dos cartas en las que le solicitamos reuniones para que de manera transparente nos informe sobre la distribución de los recursos económicos que nos corresponden. Resulta que ahora, debido a que hay un gran evento con la presentación del proyecto de la Casa de la Verde en La Paz y en la que estarán destacadas autoridades del país y de la Conmebol, nos invitan, sin antes contestar las cartas que enviamos. Lo positivo es que por fin nos reuniremos con la Federación para tratar los temas solicitados, pero en el fondo lo que pretende el presidente y el comité ejecutivo es mostrar que estamos unidos ante la gente de la Conmebol y ante el presidente Evo Morales, que al parecer fue invitado.

¿Son optimistas de lo que pueda ocurrir en esa reunión?

De todas formas, gestionaremos una reunión con el presidente de la Conmebol (Alejandro Domínguez) para hacerle conocer nuestro punto de vista sobre las cosas que no se están haciendo bien en el país. Reiteramos, no estamos con el fin de boicotear o de tumbar a un presidente. Lo que queremos son soluciones y si tienen que venir de afuera del país, como alguna vez se lo hizo para dilucidar un problema interno, demostrando que no hay capacidad para solucionarlo entre nosotros, lo haremos. El objetivo es dar soluciones porque no estamos bien. Se han empoderado los miembros del comité ejecutivo en la Federación y con ellos también el presidente.

En su declaración del martes, habló también de Blooming...

Sí, nos alude y nos manda a que nos miremos en un espejo. Le hago recuerdo (a Salinas), y no lo digo yo como presidente de mi club sino que todos los clubes de la División Profesional lo reconocen, que el único que está haciendo bien las cosas dentro de la formación de nuevos valores es Blooming. Es más, los invito a copiar el proyecto y a conocer directamente lo que se está haciendo en el club. Después dijo que deberíamos ocuparnos de darle alegrías a nuestros hinchas. Yo me pregunto, ¿él va a venir a enseñarnos cómo debe manejarse mi club? Cómo puede decir eso, si no puede manejar la Federación. Si ni eso puede ¿cómo quiere enseñar a manejar clubes? Esto es hasta una falta de respeto. Bien puedo responderle que tengo un plan para la Federación y en un fin de semana lo puede entender completamente, y si él quiere después se lo regalo.

¿Van a mantener su pedido de exigir otros 75.000 dólares para cada club de los cuatro millones de dólares que dio la Conmebol por la Copa América?

Sí, y que quede claro, al pedir transparencia a la Federación, no quiere decir que haya malversación de los recursos económicos. Lo que queremos es transparencia en el manejo de la plata.

¿Insistirán en tener autonomía de gestión?

Esa idea la hemos debatido porque hay que hablar las cosas como son. En principio, hay un nuevo estatuto que en su momento se revisó y que aún no ha sido aprobado porque en un congreso se lo debe hacer. En esa oportunidad veremos la posibilidad de que el fútbol profesional pueda administrar, con autonomía, todo lo que genera. En este tema hay mucha susceptibilidad y es ahí donde entra el tema de los derechos de televisión.

¿Por qué no se habla un mismo idioma con la Federación sobre los derechos de televisión, tomando en cuenta que interesa a los 14 clubes?

Lo que se está evaluando ahora es el dinero que ingresará a partir de 2021 por derechos de televisión. Los clubes somos los dueños y no el comité ejecutivo, que quiere asumir esta responsabilidad sin preguntarnos lo que mejor nos conviene. Eso nos molesta. A ellos (comité ejecutivo) les molesta que haya aparecido un empresario que ofreció 40 millones de dólares por cuatro años de contrato. Salieron diciendo que era un estafador y un simple intermediario. Eso no nos interesa, aunque hay requisitos que se deben cumplir para darle legalidad y transparencia a estas ofertas. Todo esto parece que a alguien le incomoda.

¿Están en contra de que Sports TV Rights siga?

Voy a responder como presidente de Blooming. Nosotros decimos que si aparece una empresa que te ofrece 25 millones de dólares y Sports TV Rights iguala la oferta, seguro que preferimos a estos últimos porque la calidad y el servicio es bueno. Lo vital es que nos paguen lo que nos corresponde.

Ahora, me molestó que digan que Juan Jordán, Rafael Paz y Carlos Blanco trajeron a otro intermediario, que ofertó traer arriba de 30 millones de dólares solo por los derechos de televisión y aparte ofreció ingresos por derechos de vallas estáticas. Además, este empresario aclaró que, si no conseguía nada, descartaba un pago y si lo conseguía, pidió un diez por ciento de los ingresos. Considero que vale la pena, no hay nada malo en aceptar la propuesta.

Con todo esto, ¿cómo ves el panorama de nuestro fútbol?

El fútbol se cura con el mismo fútbol. Hay que dialogar, debatir, hay que hacer un mejor campeonato, que favorezca a todos. Lo mismo debe darse a nivel de asociaciones, del fútbol sala, del fútbol femenino y del fútbol playa. Lo grave ha sido que el comité ejecutivo se empodere y entre cuatro paredes quieran hacerlo todo. El que mucho abarca, poco aprieta, y hasta el momento no han hecho nada.

En concreto, cuando estén frente a César Salinas y todo el ejecutivo de la Federación, ¿qué otros temas van a tocar?

Queremos que nos informen cómo contrataron y cuánto ganan los funcionarios asalariados de la Federación y que ocupan cargos jerárquicos, como el director ejecutivo (Freddy Téllez), director de competiciones (Adrián Monje) y el coordinador general (Héctor Montes). Además, queremos saber por qué César Salinas y el comité ejecutivo disponen de los fondos a discreción; por qué Salinas da nota de prensa atacando a los clubes que solicitan lo que históricamente corresponde; por qué el personal de la FBF ha entrado en contacto con los potenciales socios estratégicos con el fin de evitar que participen en una invitación directa para conseguir recursos para los clubes y por qué funcionarios de la FBF no defendieron a los clubes ante la afirmación de José Quiroga (propietario de Sports TV Rights) de que el fútbol boliviano no vale nada.

¿Hablaron sobre las denuncias que hizo el periodista Gary Áñez?

El tema es muy delicado. Cada quien se hace responsable de lo que dice. Para acusar hay que tener pruebas. Realmente es algo que puede traer consecuencias para la Federación si es verdad.