Escucha esta nota aquí

El enganche argentino Javier Sanguinetti se despidió de sus compañeros y dejó de entrenarse desde el miércoles en San José, confirmaron sus compañeros de equipo. A principios de semana, el jugador envió una carta al club donde exigió el pago de salarios, pero no se le cumplió y decidió marcharse.

“Lamentamos mucho (su salida) fue un gran jugador y un gran aporte. Se lo reconocimos cuando ayer (miércoles) se despidió de nosotros (…) no solo fue un tema económico, sino también personal que lo entendemos”, afirmó el capitán Didí Torrico.

El presidente Wilson Martínez mencionó que la deuda salarial no ascendía a los tres meses y se mostró extrañado por la decisión del jugador. Sanguinetti sostuvo que su decisión surge por temas personales.

Sanguinetti no estaba considerado en el equipo titular para el próximo partido de San José debido a la expulsión que recibió en el empate contra Nacional Potosí (1-1), antes del receso obligado en el fútbol nacional por los conflictos sociales.

Desde su llegada en el segundo semestre de 2017, el argentino jugó 88 partidos (82 en el torneo local, cinco por Copa Libertadores y uno por la Sudamericana). En total marcó 28 goles con la camiseta del santo.

Los orureños continúan con sus prácticas y esperan el pago de un mes de sueldo la próxima semana.