Escucha esta nota aquí

Al apartar dos botellas de una conocida gaseosa en el caso del primero, y una botella de cerveza en el segundo, Cristiano Ronaldo y Paul Pogba provocaron una tempestad en la mercadotecnia de la Eurocopa, en un nuevo ejemplo de la toma de consciencia de los futbolistas de su propio poder.

Cuando Cristiano Ronaldo da un golpe sobre la mesa, el mundo le escucha. La superestrella portuguesa no tiene sólo uno de los palmarés más brillantes de la historia del fútbol con su impresionante colección de títulos, trofeos, récords y goles, tampoco tiene rival en las redes sociales.

En febrero, el cinco veces Balón de Oro se convirtió en la primera personalidad del mundo en superar la cifra astronómica de 500 millones de seguidores en las principales plataformas.

Cuando el delantero de 36 años decide pasar un mensaje, como a comienzos de semana en una conferencia de prensa, retirando dos botellas de gaseosa puestas delante de él por los organizadores de la Eurocopa, para situarlas fuera del campo visual de las cámaras de televisión, el detalle no pasa desapercibido.

Sobre todo porque el astro luso que rechazó todo alimento azucarado en su dieta para conservar su físico envidiable, apoyó su gesto con tres palabras demoledoras: “Agua, no C...”.

Un día después fue otro patrocinador de la Eurocopa y de la UEFA, Heineken, el que pasó un mal día, a raíz del gesto del campeón del mundo francés Paul Pogba, quien retiró una botella de cerveza sin alcohol de su mesa, en conferencia de prensa.

Aunque quizá no esperaban tanta repercusión en las redes sociales y en los medios, Cristiano Ronaldo y Pogba poseen grandes cualidades a la hora de gestionar su imagen.

“Cada vez más a menudo los deportistas buscan asociarse con productos y marcas que se ajusten a su propia marca y a sus valores”, analiza para la AFP Simon Chadwick, director de deportes en el Emlyon Business School.

La UEFA recordó el jueves que “las contribuciones de estos patrocinadores son importantes para el torneo y para el fútbol europeo”, afirmó el director de la Eurocopa Martin Kallen.

Las dos marcas son los mayores patrocinadores de la conferencia europea, según KPMG, que estima el valor del contrato de Heineken en 45 millones de dólares y del de Coca-Cola en 35 millones de dólares.



Comentarios