Escucha esta nota aquí

Oriente Petrolero y Blooming salen a la cancha del estadio Tahuichi, a las 17:15, para escribir otro capítulo del clásico cruceño. Es el 191 de esta historia que contempla los enfrentamientos en torneos nacionales, sin tomar en cuentas los regionales ni enfrentamientos internacionales.

Hoy, se encuentran uno junto al otro en la tabla de posiciones del denominado Torneo Único, no porque sea atípico en su género o inimitable (aunque podría serlo, porque no hay otro donde se haga una huelga a sí mismo...), fue bautizado así porque no hay otro en la temporada.

Si bien existe casualidad, hay una causalidad para que se dé esta situación en estos dos equipos que luchan contra todo para conservar su grandeza, la cual mantienen gracias al enorme e incondicional apoyo de sus populosas hinchadas, que de verdad están con ellos en las buenas y las malas.

Es casual que estén uno al lado del otro, donde empieza la parte baja de la tabla de posiciones, Oriente en el décimo lugar y Blooming undécimo, luchando por salir del fondo, lo cual a la vez describe con claridad su actualidad.

Esa casualidad tiene una causa, que no es otra que el irregular y deslucido inicio en el campeonato, en el que, hasta la fecha, les costó ganar y brindar buenos espectáculos. No están siquiera en zona de clasificación a las copas internacionales.

El desafío para los actuales protagonistas de ambos equipos es cambiar este negativo presente, recuperar el brillo perdido, enderezar el rumbo, demostrar que no les quedan grandes esas camisetas y que son dignos de vestirlas, el retribuir gentilezas a los hinchas, y devolverles el orgullo de ser bluministas y orientistas.

Cada uno con lo suyo, comandados por el entrenador más ganador del fútbol nacional, Eduardo Villegas, y el único director técnico boliviano que dirigió en Europa hasta la fecha, Erwin Sánchez, saldrán a la cancha, celestes y albiverdes.

Oriente esperanzado en el talento de atacantes desequilibrantes que pueden ganar un partido con su inspiración, Blooming aferrado al orgullo que es capaz de ayudar a salir adelante en los momentos más difíciles.

Pero, sobre todo, con el aliento de dos hinchadas que todos los días renuevan y alimentan la rivalidad, esa gente que se ha convertido en lo más importante de ambos clubes, por lealtad y amor a la camiseta.

El presente no es de los mejores, más en el caso de Blooming que en el de Oriente, pero los respalda una rica historia. Por algo los eligieron como el duelo más atractivo del fútbol boliviano.

EL PUNTERO JUEGA EN CASA

La fecha contempla hoy dos partidos más, además del clásico cruceño.

The Strongest recibe esta tarde a Guabirá en el estadio Hernando Siles, desde las 15:00.

El atigrado es el puntero del campeonato con 19 unidades, dos más que Bolívar, y dos partidos menos, tomando en cuenta la fecha que arrancó el viernes, y puede ampliar la diferencia.

Bolívar no juega hoy porque su partido con Nacional fue postergado hasta el 11 de agosto.

Esta tarde también juegan Independiente y Always Ready en el estadio Patria de Sucre. Los chuquisaqueños ascenderían al segundo lugar en caso de ganar.

Comentarios