Escucha esta nota aquí

Un luchador de sumo de 28 años murió el miércoles en Japón después de haberse infectado del nuevo coronavirus, lo que supone la primera víctima relevante del COVID-19 en el seno de este deporte tradicional japonés, anunció la Asociación Nacional de Sumo.

Shobushi, un luchador de rango inferior que pertenece a la escudería Takadagawa de Tokio, sucumbió el miércoles después de haber luchado más de un mes contra la enfermedad.

Había comenzado a tener fiebre los días 4 y 5 de abril pero no había llegado a contactar a los servicios de salud locales, ya que la línea estaba constantemente ocupada, explicó la Asociación de sumo en su comunicado.

Fue rechazado en varios hospitales, antes de ingresar en un establecimiento de la capital el 8 de abril, cuando comenzaba a escupir sangre, añadió.

Un primer test dio negativo pero el 10 de abril otra prueba reveló el positivo, después de haber sido transferido a otro hospital, donde entró en cuidados intensivos el 19 de abril.

"No tenemos palabras cuando pensamos en los corazones rotos de los miembros de su familia", declaró el jefe de la Asociación Japonesa de Sumo, que se hace llamar Hakkaku.

"Ha tenido que ser muy doloroso luchar contra la enfermedad durante más de un mes, pero como luchador de sumo perseveró y resistió, luchando hasta el final", añadió Hakkaku.

"Le deseamos ahora que descanse en paz", añadió, dando las gracias al personal médico por sus cuidados.

Antes de este fallecimiento se habían dado algunos casos de COVID-19 en los grados inferiores del sumo y en un maestro de escudería, en este deporte en el que los luchadores superan ampliamente los 100 kilos.

El sobrepeso es uno de los factores de riesgo de esta enfermedad.

La propia Asociación nipona había anunciado a principios de mayo la cancelación de su próximo torneo y el proyecto de organizar el siguiente a puerta cerrada, todo ello por la pandemia del nuevo coronavirus.