Escucha esta nota aquí

La pandemia del COVID-19 ha forzado a los deportistas de todo el mundo a buscar fórmulas para mantenerse en forma pese al confinamiento y el cierre de instalaciones. La atleta iraní Maryam Toosi optó por entrenarse en el tejado de su edificio.

Esta velocista ha conseguido grandes éxitos en el pasado y es célebre por ello en la República Islámica. Ostenta los récords nacionales de 100, 200 y 400 metros y ganó dos medallas de oro en los campeonatos de Asia en pista cubierta de 2012 y 2014.

A sus 31 años y confinada por el coronavirus, Maryam Toosi decidió mantenerse en forma ejercitándose en el tejado de su edificio.

"Me entreno en casa, en cualquier espacio que pueda utilizar, como el tejado, pero también en el interior o incluso en la calle al lado del edificio", explica a la AFP.

"Allí hay un espacio verde y me entreno en él cuando no hay nadie", afirma esta deportista, que tiene 159.000 seguidores en Instagram.

Su apartamento está situado en Shahr Ara, un barrio densamente poblado de Teherán, la enorme capital del país, donde pocos espacios al aire libre están abiertos.

"Debemos mantener nuestra forma física ya que las competiciones comenzarán más adelante y habrá que superar retos", afirma.

El nuevo coronavirus ha costado la vida a casi 7.200 personas en Irán, el país más afectado por la pandemia en Oriente Medio.

El gobierno ordenó a mediados de marzo el cierre de las instalaciones deportivas en el marco de las medidas destinadas a frenar la propagación del virus, lo que obligó a los deportistas a buscar nuevos espacios, incluidos los parques públicos de Teherán.

Un grupo de jóvenes futbolistas se vio así relegado a practicar su deporte en un parque situado entre las carreteras del oeste de la capital.

"Nos llamaron para preguntarnos donde podían entrenarse, ya que todos los terrenos de juego están cerrados", cuenta el entrenador de los arqueros, Soheil Jelveh.

"Les llevamos a los parques, respetando los protocolos de salud y la distanciación social", explica a la AFP. "Donde haya un poco de césped ya se puede entrenar", subraya.