Escucha esta nota aquí

Los goleadores de Blooming y Oriente Petrolero, respectivamente, están sobre algodones, por lo tanto, bajo un cuidado especial. Es el caso del argentino Alexis Blanco, de la academia cruceña, que el lunes, en el partido contra Royal Pari, tuvo que dejar la cancha por una lesión, y de José Alfredo Castillo, que el domingo jugó los últimos 20 minutos del partido que Oriente enfrentó a Destroyers tras recuperarse de una pubalgia.

Con ese panorama, los entrenadores de estos equipos intentan armar el rompecabezas de cara al tercer partido del año entre celestes y refineros, pues ya se jugaron dos en el marco del torneo Apertura y hay necesidad de tener en su plenitud a los hombres que pueden definir un partido. Se los necesita.

Alexis Blanco, con un estirón

Blanco es hoy por hoy número fijo en la academia de ‘Platiní’. Con la lesión del brasileño Rafael Barros, que fue titular en el torneo pasado y que desde hace dos semanas se recupera de un esguince de rodilla, el argentino se ha convertido en el atacante que le ha dado consistencia al ataque celeste y sus goles (lleva dos) fueron importantes para las primeras dos victorias en el torneo, sobre todo la que consiguió ante The Strongest, de taquito, en la primera fecha. Fue el gol del triunfo y, además, destacado por las grandes cadenas de la televisión internacional.

El lunes, se jugaban cuatro minutos del segundo tiempo, cuando debió sacar a Blanco para hacer debutar, ante la emergencia, al juvenil Nelson Orozco. ¿Qué pasó? El argentino contó que tras un salto sintió un pinchazo en el gemelo de la pierna izquierda, por el cual temió que sea un desgarro. “Lo mejor fue pedir mi cambio porque temí que sea un desgarro”, dijo el ariete, que en el torneo Apertura fue el segundo mejor goleador del equipo con 8 anotaciones; el primero fue Rafinha, con 11.

Si bien el semestre pasado jugué poco, siempre estuve al pie del cañón”, dijo.

¿Y si no llega para el domingo? Hay dos candidatos: uno de ellos puede ser el mismo Orozco o en todo caso también tiene chance César Menacho, un jugador rápido y aguerrido en la zona rival. Uno de los dos puede ser el que acompañe a Gabriel Ríos en la ofensiva.

Castillo superó la pubalgia

En la otra vereda quizás hay un mejor panorama para José Alfredo Castillo, que volvió a jugar después de dos meses. El ‘Pícaro’ aseguró que se sintió bien de su lesión y reconoció que debido a su ansiedad por marcar goles desperdició una inmejorable posibilidad ante Destroyers.

El ariete cruceño no quiere perderse el clásico, aunque entiende que la última palabra la tiene Luis Marín Camacho.

Destaca que este Oriente tiene potencial para luchar por el título y se respalda en el hecho de que la base del equipo que jugó el Apertura se ha mantenido. “Nos conocemos bien y eso es fundamental para funcionar mejor”, afirmó el atacante, que no le teme a la competencia sana con Diego Velásquez y el argentino Nicolás Franco, que juegan en su puesto.

“El técnico pondrá al mejor”, acotó Castillo, quien en el torneo Apertura marcó 12 goles y se encuentra a 16 de igualar a Víctor Hugo ‘Tucho’ Antelo (144 goles), que es el goleador histórico de Oriente Petrolero.

Comentarios