Escucha esta nota aquí

Anote en una hoja sus ingresos. Luego sus gastos. Use la calculadora que tiene en su celular para conocer cuánto dinero le queda para ahorrar. ¿Cómo saber eso? Con la sencilla y precisa regla del 50-30-20.

Pero para tener una idea real de sus gastos mensuales, necesita saber cómo y dónde ha destinado sus ingresos durante el último mes.Para ello vea su extracto bancario de los últimos 30 días y clasifique sus gastos.

Conocer ‘este truco’ la puede servir para hacer frente a los gastos de Navidad y Año Nuevo y no quedar en rojo. Le puede ser útil para programar sus vacaciones, apostar por la compra de una casa, mantener su seguro de salud o tener un colchón financiero para los estudios universitarios de sus hijos.

La regla 50-30-20 consiste en que se debe realizar una división de sus ingresos, sean estos diarios, quincenales o mensuales, que deberá ser distribuidos en porcentajes.

Así para las necesidades habituales y básicas le corresponderá un 50%.Para algunos puede no parecerles suficiente para vivir el día a día. Pero esto sucede, sobre todo, cuando no se tiene claro qué es un bien de primera necesidad y qué es algo prescindible.

Para los gastos destinados al ocio, regalos y entretenimiento, le corresponderá un 30%, mientras que, el restante 20% quedará para ahorrar o invertir.

Más allá de conocer la ‘fórmula’ lo importante es tener una disciplina financiera y no derrochar los recursos entrando en el círculo del consumo compulsivo, aconseja Jaime Dunn, analista económico.

La porción del 50% corresponde a los gastos fijos que son alquiler, servicios, ropa, alimentación, créditos y educación por lo que Dunn recomienda no aumentarlos, salvo alguna emergencia como enfermedad o ayuda a familiares, y llevar bien su distribución.

El segundo porcentaje de la regla es el que más cuesta ‘domar’. La tentación por aumentarlo para comprar cosas superfluas es constante. La debilidad por gastar por gastar es la conducta que se debe trabajar y evitar. El 30% debe quedar bien limitado, sino todo se derrumba, precisa el economista, Germán Molina.

El restante 20%, debe ser celosamente respetado. Es el porcentaje por el que se debe luchar. El que marcará la diferencia en sus finanzas personales.

Si tiene un ingreso diario de Bs 100, Bs 20 deben ser retirados. Haga como que no existen y guárdelos. Si logra tener una visión protestante (trabajo duro y ahorro disciplinado) en su organización financiera personal la fórmula 50-30-20 puede funcionar para cumplir sus objetivos a corto, mediano y largo plazo, hace notar Molina.

¿Cómo se origina la fórmula?

La regla 50-30-20 tiene su origen en el libro All Your Worth: The Ultimate Lifetime Money Plan, de Elizabeth Warren, experta en insolvencia de la Universidad de Harvard y senadora de EEUU, y su hija, Amelia Warren Tyagi.

Con más de 20 años de investigación, Warren y Tyagi crean un método para que ustedes puede controlar sus finanzas sin necesidad de seguir un presupuesto complejo.

Lo único, pero lo más complicado, que debe hacer es equilibrar su dinero entre las necesidades básicas, los gastos caprichosos y los ahorros empleando la regla 50-30-20.

Lograr resultados, como dice Dunn, es una cuestión de perseverancia más que de entusiasmo.

Comentarios