Escucha esta nota aquí

El Gobierno Municipal de Santa Cruz inspeccionó este martes las instalaciones del Cine Center. La comuna evalúa la reapertura de las diferentes salas de cine que operan en la ciudad, una vez que se aprueben los protocolos de bioseguridad que deben cumplir dichos centros de entretenimiento.

Desde hace cinco meses los cines fueron cerrados como medida preventiva para evitar la propagación del coronavirus, pandemia que azota a Bolivia y al resto del mundo. Esta fue una, de varias acciones, que realizaron las autoridades para evitar el incremento de los casos en un periodo de cuarentena rígida.

Sin embargo, las autoridades cruceñas decidieron flexibilizar las medidas para ayudar a la reactivación económica de la ciudad, debido a que muchos negocios no generaron ningún tipo de ingreso por la emergencia sanitaria.

Emiliano Cronenbold, secretario de Planificación de la Alcaldía señaló que la comuna está evaluando todos los protocolos de bioseguridad que implementaron los cines.

“Hemos verificado todos los protocolos que han implementado y será una evaluación integral la que definirá una fecha para que vuelvan a operar”, dijo.

Operarán a un 30% de su capacidad 

Hernán Moreno, presidente de la Cámara de Empresarios Cinematográficos de Bolivia, señaló que las diferentes salas de Santa Cruz tiene las condiciones para operar hasta un 30% de su aforo.

Como parte de las medidas de bioseguridad las personas que asistan a las salas tendrán que respetar el distanciamiento social. A esto se suma el uso del alcohol en gel, y la desinfección permanente de las salas donde se proyectan las películas.

Vamos a hacer un distanciamiento entre butacas, una persona no podrá sentarse cerca de otra. Habrá una separación de dos asientos respecto a la otra. Pero se permitirá que las familias estén cerca”, dijo.

Como parte de las medidas de bioseguridad se comercializarán entradas on line y de forma física respetando el distanciamiento social. Además, se establecieron, en todas las salas, señaléticas en los puestos donde las personas adquieren alimentos.

Moreno explicó que, a diferencia de otros sectores, los cines no registraron ningún tipo de ingreso durante la cuarentena, y tuvieron que realizar varios ajustes para poder sobrellevar la emergencia sanitaria.