Escucha esta nota aquí

A sus 25 años ya era la gerente nacional de marketing de una transnacional y al poco tiempo de una red televisiva nacional. Alejandra Durán Ortiz dejó de trabajar para dedicarse a la crianza de sus hijos. Buscando el equilibrio entre su familia y su pasión, abrió su propia empresa, Big Brands Bolivia, a la que llama una boutique de marcas por la exclusividad con la que trabaja, lo que le ha valido ganar su espacio en el mundo de las marcas corporativas y las personales.

¿Cuál es el secreto del éxito en el marketing?
Queremos transmitir a las marcas que deben ser amables con su público los 365 días del año, las 24 horas de los siete días de la semana. No solo en fechas importantes y comerciales. 

¿Qué significa marca?
La marca es el alma de una empresa. Es toda esa magia que hace que al entrar a EL DEBER; por ejemplo, sientas algo diferente. El término marca se refiere a todo lo que la gente dice, siente o piensa sobre una empresa. Lo que el mundo necesita ahora son marcas con alma, que piensen en su audiencia. Cuando hay una preocupación real, el cliente lo siente y es la forma de fidelizarlos.

¿Ayudan las redes sociales?
El exceso de información que tenemos con las redes sociales a veces hacen morder el anzuelo porque las marcas miran los números y buscan a los ‘influencers’ que tienen más likes e invierten y apuestan su presupuesto ahí. Ese ‘dataísmo’ es el que les hace caer en un gran error, porque nunca nada reemplazará a lo que es el ‘feeling real’. Las marcas que solo buscan lucrar están destinadas a morir a corto o mediano plazo. 

¿Qué necesitan las grandes empresas y marcas?
Necesitan tener buenas marcas personales, creíbles, sólidas, con buena imagen y buena reputación. Debe existir una buena conexión entre las marcas personales y las corporativas. 

¿Cómo trabaja la firma Big Brands Bolivia?
Buscamos desarrollar las ‘lovebrandings’ o marcas amadas, tanto corporativas como personales. Esa es nuestra especialidad. 

¿Cómo las desarrollan?
Lo básico es encontrar la verdadera pasión de la persona. Recibimos un diamante en bruto. No podemos hacerlo solos, es un trabajo en equipo, de 50% y 50%, y juntos vamos sacando el brillo. Puedo decir que la pasión por mi profesión me ha convertido en una pulidora de diamantes.

¿Hay grandes cambios en el marketing? 
Radicales. La influencia de lo digital nos hizo cambiar totalmente. Las cuatro ‘P’ (producto, precio, plaza y promoción) son historia. En la estrategia del marketing las relaciones públicas son fundamentales. Así cada marca va desarrollando su genética.

¿Cuál es el reto de Big Brands para la segunda mitad del año? 
Vamos a desarrollar la unidad de negocios ‘Visual Merchandising’,  iniciativa que surge ante el boom del desarrollo de retail en nuestro medio.

Comentarios