Escucha esta nota aquí

Empresarios revelan una drástica caída en la tasa de ocupación en los hoteles, categorías tres y cuatro estrellas, y desde la Cámara de Hotelería de Santa Cruz, aseguran que la irrupción de aplicaciones colaborativas, entre otras Airbnb, HomeAway y Tripper, están dejando cicatrices en la operación de los hoteles de dichos rangos.

A juicio del expresidente de dicha organización empresarial, Herman López, no se trata de crisis sectorial, sino de una drástica caída en las ventas en los hoteles en las categorías señaladas.

Mencionó que el aumento de la oferta en el segmento cinco estrellas, sin que crezca la demanda, obligó a varios operadores a bajar sus tarifas para lograr un pedazo de la demanda. Denotó que esta situación ha repercutido en los hoteles de tres y cuatro estrellas que se vieron obligados también a bajar precios para diferenciarse de los ‘pentaestrellados’ que ofrecen más servicios y cobran tarifas de establecimientos cuatro estrellas.

Otra razón, según Lopez, está relacionada con la irrupción de las plataformas de economía colaborativa (Airbnb, HomeAway, Tripper, etc.) que propician el crecimiento descontrolado de la competencia informal. “Cualquier persona, a través de estas plataformas puede alquilar un apartamento o una habitación de su casa, compitiendo de forma desigual con el sector hotelero formal que paga más de 12 obligaciones anuales entre tasas, patentes, licencias, impuestos, etc”.

En estas circunstancias, López dejó entrever que si un negocio no logra mantener sus volúmenes mínimos de venta (punto de equilibrio) y no logra reducir sus costos operacionales para mantenerse a flote, lamentablemente tendrá que declararse en quiebra y salir del mercado hotelero.

Luis Berazaín, también expresidente de la institución hotelera, señaló que servicios no regulados, como Airbnb, están deteriorando la tasa de ocupación.

En el caso del Hotel Internacional, del cual es propietario, dijo que en la actualidad llena apenas el 20%, de los 80 espacios de su hotel. “Estamos trabajando en el punto de equilibrio de la operación y si la cosa no mejora, la necesidad nos obligará a seguir el rumbo de otros colegas”, dijo.

Según el presidente de la Cámara Hotelera de Santa Cruz, Marco Antonio Cortez, todos los operadores del sector hotelero registran un bajón en sus ingresos. Desde 2018, estima un decrecimiento, en promedio, del 8% que coincide con la desaceleración de la economía. “Esta situación hace que cada hotel realice campañas promocionales para atraer a los turistas, que también están optando por otras alternativas de consumo como Airbnb y otras plataformas colaborativas”, dijo.

Indicó que no hay rentabililidad por los niveles bajos de ocupación.

Operadores de turismo

Desde la mirada de la presidenta de la Asociación Boliviana de Agencias de Viajes y Turismo (Abavyt) Santa Cruz, Marisol Echalar, los emprendedores hoteleros del segmento de tres y cuatro estrellas se rezagaron en la capacidad de invertir e innovar en infraestructura y servicios para hacer frente y competir con los nuevos jugadores hoteleros de marcas internacionales que incursionaron en Santa Cruz en las últimas gestiones.