Escucha esta nota aquí

La directora de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de la Navegación Aérea (Aasana), Arminda Choque, determinó ejecutar un plan de contingencia activando grupos de trabajadores ante el inminente paro de actividades anunciado por los trabajadores de la entidad desde las cero horas del jueves 24 de junio.

 A través de un comunicado oficial, Fenta-Aasana reclama al Ministerio de Servicios y Obras Públicas por los convenios incumplidos con el sector y exige el pago de salarios atrasados desde noviembre de 2020 y un decreto que autorice la viabilidad de un Fondo Rotatorio de Bs 83,8 millones, que daría solución parcial a los problemas económicos por los que atraviesa la empresa dependiente del Ministerio de Obras Públicas.

El memorándum firmado por Choque afirma a los dependientes de Aasana que están designados como integrantes del Comité  Ejecutivo del Plan de Contingencia Aérea con el objetivo de garantizar la seguridad operacional y el derecho a la salud pública en tiempos de emergencia sanitaria.

"Se instruye a usted cumplir estrictamente con todas las disposiciones que emane el Jefe Regional de Tránsito Aéreo en el marco del plan de ejecución de contingencia-Decreto 28496".

El documento concluye indicando que en caso de incumplimiento del memorándum se tomarán las acciones correspondientes en el marco de la normativa legal vigente.

No afectará vuelos de emergencia

Lucio Parrado, representante de los trabajadores de Aasana ante la Central Obrera Boliviana y secretario de conflictos de la entidad gremial, ratificó que los trabajadores determinaron iniciar el paro de actividades desde la medianoche de hoy miércoles (cero horas del jueves). Esto debido a que se firmaron actas de entendimiento desde abril para gestionar un fondo rotatorio para paliar la situación económica del sector aeronáutico, pero no han recibido una respuesta positiva del Gobierno.

"El Gobierno debe ver estos temas para que el transporte aéreo no se paralice. Nos dicen que están todavía tratando el decreto supremo, pero pone trabas el Ministerio de Planificación, porque sus colaboradores no saben que Aasana es una empresa del Estado y se requieren recursos para pagar los salarios atrasados desde noviembre de 2020", sostuvo.

Hasta el momento, son 870 trabajadores con ítems y alrededor de 300 funcionarios a contrato. 

Sobre la suspensión de operaciones, dijo que harán excepciones en la medida de protesta y atenderán los vuelos solidarios, los vuelos que están pasando por el territorio boliviano; es decir, internacionales y los de emergencia sanitaria que llegan con vacunas y oxígeno, pero no los vuelos comerciales.

Comentarios