Escucha esta nota aquí

Era uno de los hombres de confianza de la presidente Jeanine Áñez, pero de un día para otro Óscar Ortiz se va por la puerta de atrás del Gobierno. Y lo hace visiblemente molesto, dejando al descubierto la grita que existe en el interior del Ejecutivo. Se va dejando en claro que lo hace porque no está de acuerdo en la firma de decretos y licitaciones, que según él estarían fuera del marco legal y la ética, y que además incrementan la deuda del Estado.

¿Pero cuáles son estos decretos e inversiones a las que hizo referencia?

La respuesta a esta interrogante la dio el propio Ortiz. De forma clara dijo que se va porque no estuvo de acuerdo con la devolución de las acciones de la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica (Elfec) de Cochabamba a manos de sus antiguos dueños: Comteco y de los trabajadores de esta compañía.

Cabe recordar que, en 2010, el entonces Gobierno de Evo Morales, expropio las acciones de la eléctrica y la transfirió a la Empresa Nacional de Electrificación (ENDE), pero no pagó a sus antiguos dueños por el paquete accionario.

“No estoy dispuesto a firma ningún decreto contra el ordenamiento jurídico”, dijo Ortiz al admitir que este caso fue el origen de las diferencias entre él y Arturo Murillo, y que fue uno de los motivó para su salida del Gobierno.

En la su última conferencia como ministro dijo, además, varios ministros del Gabinete se opusieron a firmar el decreto que autoriza la devolución de la compañía, porque carecía de respaldo legal.

Inversiones

Pero hay más motivos, en su conferencia de despedida Ortiz, dijo que se va porque no creía “que un Gobierno en sus las últimas semanas deba realizar nuevos contratos o adjudicaciones importantes que debieran dejarse para la próxima gestión”, que debe salir de las próximas elecciones que se realizará en el próximo 18 de octubre.

Si bien no especificó a que adjudicaciones o contratos se refería, recientemente el proyecto más grande que autorizó el Gobierno de transición fue el Viru Viru Hub.

Y lo hizo a través del Decreto Supremo N° 4347 que presentaron de manera conjunta la presidente Añez, y el ministro de Planificación, Branko Marinkovic, de quién se dice podría reemplazar a Ortiz, en las próximas horas.

El propio Marinkovic, dijo que el proyecto demandará una inversión conjunta, entre el Estado y una empresa privada, de  $us 420 millones.

Pero Ortiz antes de dejar su cargo dijo que ya “hay suficientes deudas estatales al presente como para asumir nuevas obligaciones”.

“He tenido profundas diferencias con algunas autoridades de Gobierno, sobre distintas medidas de la gestión pública siempre, siempre voy a poner los principios sobre los intereses, ningún cargo, por más importante que sea, no se justifica ir contra los principios”, dijo.

Empero aseguró que no tenía ningún problema con Marinkovic, que suena fuerte como su reemplazante.

Esta autoridad en una entrevista realizada por EL DEBER dijo que antes de que termine su gestión, haría posible por viabilizar el Viru Viru Hub, y el proyecto siderúrgico de El Mutún.