Escucha esta nota aquí

La Gobernación de Chuquisaca ratificó este martes la defensa del pozo Ñancahuazú X1, situado dentro de su territorio, y que es explorada por las compañías Total y Gazprom desde febrero de este año.

El jefe de gabinete de esa entidad subnacional, Aldo Calle, salió a la palestra para expresar el rechazo a las presuntas intenciones de la Gobernación de Santa Cruz de reconocer que esa área petrolera les pertenece.

“Chuquisaca no cederá ni regalará un centímetro de su territorio a la cabeza del gobernador Efraín Balderas, vamos a defender a capa y espada, además demostraremos con hechos y acciones técnicas, que el pozo Ñancahuazu está en suelo chuquisaqueño”, dijo Calle.

En febrero de este año las empresas Total y Gazprom, socias en el bloque Azero, comenzaron la perforación del referido pozo, con una inversión de $us 73 millones.

Según YPFB, se trata de un proyecto exploratorio que tiene un gran potencial de gas natural que se confirmará después cuando llegue a los 5.500 metros de profundidad.

Las gobernaciones de Chuquisaca y Santa Cruz ya tuvieron sus diferencias en 2018 por la propiedad del megacampo Incahuasi que obligó a la petrolera estatal a congelar las regalías petroleras y encargar un nuevo estudio de ubicación a la consultora Sproule Internacional Limited.

Después, el resultado del estudio estableció que ese yacimiento hidrocarburífero, que produce más de 8 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d) de gas natural, estaba en territorio cruceño.