Escucha esta nota aquí

Kayak, uno de los portales más visitados para preparar viajes online, lo confirma: hasta mediados de julio, 136 países en el mundo han abierto sus fronteras para recibir visitantes previa presentación del resultado negativo de una prueba de Covid-19; ocho países han abierto sus aeropuertos completamente y siete han restringido su ingreso.

Para evitar entretiempos, impases o cualquier dificultad durante el camino, expertos de diferentes aerolíneas y del ámbito de salud, recomiendan tener al menos cinco medidas preventivas y cuidados, antes, durante y después de emprender un nuevo viaje fuera de las fronteras de Bolivia, principalmente por vuelo.

1. Pague sus reservas de hoteles, parques y boletos sin contacto físico

Las filas son un punto de riesgo para el contagio. Para evitarlas, ocupe su tarjeta de crédito o débito para comprar sus boletos online, reservar el alojamiento en el lugar de destino, pago de rentas e incluso los boletos de ingreso a ciertos parques que manejan la modalidad de pago virtual. Además de ahorrar tiempo, evitará espacios donde hay afluencia de personas.

2. Infórmese bien sobre los protocolos de salida y de ingreso al país de destino

Verifique en páginas web oficiales (Secretarías de Salud, Migración, Embajadas, etc.), las vacunas y pruebas que son aceptadas en el país de destino, si exigen o no cumplir con una cuarentena y, los seguros que puedan demandar. 

La Unión Europea, por ejemplo, pide el llamado “pasaporte COVID” a todos los visitantes que incluye un resultado negativo en una prueba y no haber estado contagiado los últimos seis meses. Las agencias de viaje y aerolíneas pueden darle una mano.

3. Aprópiese del barbijo, sanitizador y la distancia aun cuando no haya gente

Desde que sale de su domicilio hasta que retorna de su viaje, aprópiese del uso del barbijo ya sea el quirúrgico, KN95 sin válvula o de telas, en lo posible doble, pero también del sanitizador personal previendo el tiempo del viaje y, sobre todo, manteniendo los dos metros de distancia de otras personas. 

La protección facial es complementaria pero no la única que debe utilizar. Recuerde cambiar sus barbijos al menos cada ocho horas, evite también tocarse los ojos, nariz y boca y lavarse las manos con agua y jabón cada vez que pasa por un control o tiene contacto cercano con migración, aduana, policía, etc.

4. Cargue sus propias indumentarias y documentos personales

Limite el contacto con las superficies que se tocan con frecuencia, como los pasamanos, los botones del ascensor y los paneles táctiles y cargue sus propias indumentarias como una toalla de rostro, audífonos, papel, una gorra, cargadores, tarjetas, efectivo y todas las cosas que vaya a ocupar durante el viaje. 

Así también, tenga a la mano sus documentos personales como el pasaporte, la cédula de identidad, el certificado de vacunación y, cada vez que lo presente en algún lugar donde le soliciten desinféctelo. Evite comer o beber en espacios con afluencia de personas. De esta forma, puedes conservar la mascarilla puesta en todo momento.

5. Hidrátese y prepare un plan de recorrido diario con espacios para la comida

¿Comerá fuera? ¿Dónde comprar agua si le da sed? ¿Hay baños cercas? ¿Hay que hacer filas dónde va? ¿Tomaré transporte público? ¿Pagaré en efectivo o con tarjeta? ¿Cuánto saldo tengo? Son algunas preguntas que debe responder antes de salir de un sitio. 

Esto también le permitirá aprovechar con mayor eficiencia el tiempo de su estadía en un lugar. Así también recomiendan hidratarse para permitir un mejor funcionamiento del organismo frente a cambios de hábitos alimenticios o el conocido “jet-lag” o trastornos de sueño por los cambios de husos horarios.

Comentarios