Escucha esta nota aquí

En medio del escenario al que se enfrenta el mundo a causa del coronavirus, el consumo masivo también siente los impactos de la pandemia en distintas escalas. Desde Kantar, consultora especializada en data e insights, contemplan que la enfermedad llevó a la transformación del consumo de los hogares en los últimos días, tema que se percibe a escala global.

Aterrizando el tema a la realidad nacional, el director Comercial de la división de consumo masivo de Kantar en Bolivia, Gustavo Vidal, exteriorizó que el consumidor estará priorizando compras de productos de higiene personal, alimentos no perecederos y cuidado del hogar, dejando de lado artículos que no son de primera necesidad. 

Te puede interesar: Endurecimiento de cuarentena complica red de suministro de los supermercados

"Las compras de pánico serán un comportamiento muy común en todas las regiones, lo cual nos indica que debemos mantener la oferta para satisfacer la demanda del consumidor", sostuvo el ejecutivo 

En este sentido, el análisis de Vidal refiere que la empatía y la información serán clave para conectarse con el comprador; es decir, que las marcas deben potenciar el lazo que tienen con el consumidor a través de sus mensajes. "En este nuevo contexto toma aún más relevancia el conocer y entender a quién le habla nuestra marca", concluyó el ejecutivo.

Tendencia internacional

Lo que ocurre en el exterior también podría presentarse en las economías de la región. Las cifras de Kantar, detallan que el aumento del consumo se aprecia en todos los canales de distribución, destacando en: droguería/perfumería, online y supermercados. En este último canal la dinámica se disparó hasta 160% el 10 de marzo pasado y en las tiendas de proximidad llegó a 190% más de gasto. Esta dinámica que corresponde al mercado español, cuyo país es uno de los tres más golpeados por el Covid-19.

Puedes leer: Conozca las respuestas a 17 preguntas que la población se hace sobre la cuarentena

En China, las categorías de bebidas fueron las más castigadas, debido a la cancelación de las celebraciones de año nuevo. Según Kantar, los hogares optan por categorías de practicidad y alimentos no perecederos. En esa medida, las categorías que más perdieron gasto fueron, además de las bebidas alcohólicas y sin alcohol, la de dulces y galletas; lácteos y cuidado personal.  


Por el contrario, hubo crecimiento en las categorías de alimentos (fideos, alimentos congelados, sopas instantáneas, mantequillas, quesos y aderezos); en cuidado del hogar con desinfectantes, limpiadores y toallitas; mientras que los canales más beneficiados fueron los de proximidad y los de comercio electrónico.

Comentarios