Escucha esta nota aquí

Trabajadores de empresas constructoras demandan el pago de Bs 309 millones correspondientes a obras ejecutadas en los 55 municipios de Santa Cruz. Tomaron pacíficamente las instalaciones de la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) y se declararon en huelga de hambre, con carácter indefinido, hasta conseguir que las entidades contratantes cumplan con el pago de las deudas.

A decir del presidente de la Asociación de Empresas Constructoras (Adeconst), Rudy Granado, de la protesta participan representantes de las 105 empresas asociadas que reclaman la cancelación de planillas de al menos 300 obras municipales que fueron concluidas hace un año“Algunos alcaldes son tan sinvergüenzas que han inaugurado las obras y no cumplieron con el pago de los proyectos”, manifestó.

El dirigente aseguró que, de este sector, dependen más de 10.000 familias y que las empresas son hostigadas por los proveedores de insumos y materiales de construcción con los que tienen deudas pendientes

Hizo notar, además, que varias constructoras recibieron notificaciones del fisco y de las entidades financieras para regular sus obligaciones tributarias y pagos de créditos. “De aquí no nos iremos hasta que se nos cancele la deuda”, enfatizó Granado.