Escucha esta nota aquí

Se hizo evidente una gran brecha entre quienes desean que el marketing se convierta en una disciplina más seria que emplee los datos como una herramienta y la percepción de ésta que tienen los universitarios. Es lo que demuestra un reciente estudio realizado en EEUU por la Association of National Advertiser Education Foundation (AEF).

El informe puso bajo la lupa a 150 profesores de marketing, publicidad y comunicación en universidades y desde el punto de vista de los docentes consultados la mayor parte de los alumnos asocia estas disciplinas a la creatividad y la diversión, dejando completamente en un segundo plano la vertiente cuantitativa y analítica de estas especialidades.

Si posamos la mirada en el marketing en particular, el 81% de los profesores asegura que sus pupilos emparentan esta disciplina con la creatividad. El marketing se relaciona con la diversión (74%), pero en mucha menor medida con factores de naturaleza analítica (46%) y cuantitativa (40%).

Percepciones en Bolivia

Analizando los datos del estudio, se consultó a expertos en publicidad y marketing, pero coinciden en que el foco está en el negocio.

El estratega creativo Amples Regiani considera que si bien es una realidad muy estadounidense, en Bolivia sucede lo contrario. Los marketeros son expertos en negocios, pero no son creativos, sentencia. “Los gerentes de marketing están acargo del negocio, son ingenieros, administradores que ven costos y estoy hablando desde multinacionales hasta empresas locales. Todos son ‘business managers’, más que ‘brand manager’. Son pocos los negocios en el país donde ambas funciones están separadas”, afirma.

En tanto que el consultor de marketing digital, Mariano Cabrera, sostuvo que hoy se ve el marketing como una disciplina en la que solo vale la creatividad y los diseños bonitos, porque es un común denominador de las sociedades. “En los actuales cargos o gerencias piden un arte creativo, pero el marketing sigue basándose en los estudios de mercado. Marketing y publicidad tienen más números de lo que se cree. Entonces, creo que muchas personas se acercan al mundo del marketing por las piezas publicitarias”, dijo.

Mientras que el publicista y planner Marcelo Vera señala que el problema con las nuevas generaciones de marketeros ( y con cualquier profesional relacionado con la comunicación publicitaria en general) es que parecen estar formándose en la ‘cultura del meme’. “Arrastran a marcas y empresas a sustentar sus estrategias de comunicación en gags humorísiticos fácilmente decodificables y a veces sin sustento conceptual”.

Con respecto a la nota difiere con la noción simplista de que la creatividad está peleada con la data. “No es cierto. Toda gran pieza publicitaria creativa parte de un análisis de las necesidades y conductas del consumidor”.

Comentarios