Escucha esta nota aquí

Pese a una coyuntura difícil, los niveles de liquidez del sistema financiero se mantienen estables. Así lo demuestran los datos a septiembre, de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

Hasta septiembre, según datos del ente regulador, la liquidez del sistema financiero llegó a Bs 54.703 millones. La cifra, representa un crecimiento del 5,99%, si se observa los datos recogidos del mismo indicador registrados en el mismo periodo de 2010.

De acuerdo a los datos de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) la liquidez tuvo un crecimiento de 9% en el último año, el que responde, según la institución a un aumento de disponibilidades, pues las inversiones temporarias de los bancos se redujeron.

En marzo, el Banco Central de Bolivia (BCB) inyectó Bs 3.476 millones a la economía nacional para garantizar la estabilidad económica y enfrentar los posibles efectos del coronavirus. Con la medida, el ente emisor afirmó que se incrementó en 50% la liquidez del sistema financiero.

El economista Napoleón Pacheco, dijo que si bien la pandemia ocasionó una fuerte crisis en la economía, los depósitos se mantuvieron estables dentro del sistema financiero, e incluso aumentaron porque sus gastos se redujeron.

Esto hizo que incluso la gente aumente sus depósitos, porque también han reducido sus gastos porque bajó el consumo y eso ha determinado que las captaciones suban”, señaló Pacheco.

El economista recordó que la liquidez, es el dinero en efectivo o de libre disponibilidad que tienen los bancos para prestar al público.