Escucha esta nota aquí

El paso de una cuarentena rígida a una más flexible implicó para muchas medianas y pequeñas empresas un alivio en sus ventas para brindar los productos y servicios que ofrecen. 

A algunas les ayudó mucho la apertura del transporte público y privado para trasladar a su personal y cumplir con su trabajo, mientras que para otras la apertura de los comercios les favoreció en sus ventas. 

Juan Carlos Vargas, presidente de la Federación Departamental de la Micro y Pequeña Empresa (Fedemype) de Santa Cruz, informó que las firmas del sector han comenzado a reactivar de alguna manera sus operaciones.

Vargas estima que las unidades productivas están trabajando al 30% de su capacidad. En cuanto a los sectores que registran más movimiento, el dirigente señala que los de textil, maderero y metalmecánica, son los más activos en estos momentos.

Un ejemplo de ello es la firma Exxon de Pedro Cerdano, que en la actualidad ha retomado la confección de prendas de tela jeans.

Por otro lado, Gabriela Jiménez, presidenta de Juventud Empresa y también emprendedora, tiene su negocio llamado Impresiones Gráficas PubliGroup, recordó que el 90% de las firmas son micropymes en Bolivia y que encerrarse no es la solución porque deben mantener a sus familias. 

Como inversionista dijo que el paso de la cuarentena rígida a una más flexible le favoreció mucho porque ahora "realiza más trabajos de señaléticas de bioseguridad y trabajos de letreros porque muchas empresas se han mudado de lugar". 

Jiméne sugiere como medida para ir incorporando más personal, la contratación por hora del personal. “Aunque en la informalidad se está haciendo, pero el Gobierno debe saber que esa es una condición que debemos dar porque es mejor que trabajemos tres horas al día con algo de dinero a que no”, puntualizó.

Para Daniela Amelunge, propietaria de la Tartina la flexibilización mejoró la venta directa y en el traslado de su personal, e incluso abrieron una sucursal ubicada en el Shopping Fidalga. 

"Tenemos mayor personal trabajando y han subido los pedidos", dijo la joven emprendedora. 

En el caso de Jorge Belmonte, gestor general de ByR Foods, señaló que mejoraron sus ventas. “Ya logramos igualar el nivel de ventas en el que estábamos antes de la pandemia, la proyección es que suba un 5% en los próximos meses”.

Para Francisco Román Roig, director financiero de Tugerente. Com, firma boliviana promotora de un software que permite gestionar facturas, inventario, flujo de caja, contabilidad y otros procesos empresariales para las pymes, vio con el paso de los meses una mayor confianza por parte de las empresas a invertir en lo digital, lo que es algo positivo para su negocio. 

“Al principio había una baja asimilación de lo que estaba sucediendo y era difícil cuantificar cuánto tiempo se iba a estar en esta situación de incertidumbre y esto se veía en todo el movimiento comercial, pero con el paso de los meses se ha visto cada vez una mayor confianza en lo digital”, expresó.

Explicó también que hubo un aumento en la compra de servicios digitales, en la compra de productos mediante vías digitales, incremento en ecommerce, métodos de pago digitales y delivery

“Se ve un comportamiento muy grande en dos áreas principalmente: una es que están más habituados a realizar todo tipo de entrenamiento, capacitación vía online, inclusive les gusta más porque se ahorra más tiempo. Y por otro lado, las transacciones se realizan vía online y estamos viendo que podemos tener una simbiosis en la cual podemos apoyarnos en los medios digitales para poder vender más, vender servicios o productos y poder entregarlos mediante estas vías, obviamente potenciando la logística”. 

Por otro lado, Andrés Estenssoro de Envíos Pet, desveló que para él la cuarentena estricta sin duda le ayudó enormemente en el sector que se desempeña más que cuando se flexibilizó

“En mi caso, la cuarentena dinámica va en contra, porque la competencia empieza a abrir puertas y obviamente hace que ahí baje la demanda”, señaló el empresario.

A pesar de que le afectó de alguna manera considera que es muy esencial para la economía la cuarentena flexible para no seguir aquejando a demasiados negocios y emprendimientos.