Escucha esta nota aquí


El director de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Reynaldo Yujra, evaluó de forma positiva la gestión 2021. Aseguró que después de un año complicado por la pandemia, el sector se mantiene estable y con buena salud, y destacó que las financieras reportaron buenas utilidades y la cartera diferida y reprogramada se redujo.

 _¿Qué medidas adoptó la ASFI para mantener la estabilidad del sistema financiero?
En un contexto marcado por la normalización, luego de haber experimentado un panorama adverso en la gestión 2020, por las restricciones generadas por la pandemia del Covid-19, la deficiente administración del aparato público y las decisiones erradas emitidas por parte del Gobierno transitorio, la evaluación del desempeño del sistema financiero nacional a la conclusión de la gestión 2021, es muy positiva, aspecto que se refleja en el comportamiento de sus principales variables e indicadores.

Durante la gestión 2021, en el marco de las atribuciones conferidas por la Ley N.° 393 de Servicios Financieros, la ASFI llevó adelante sus actividades de supervisión y control, así como de emisión de normativa regulatoria, priorizando las acciones de protección del consumidor financiero y el fortalecimiento del sistema financiero.

Una de las medidas, que sin lugar a dudas destaca en la gestión 2021, fue la implementación del Decreto Supremo N.°4409 del 2 de diciembre de 2020, medida de alivio para los prestatarios que difirieron el pago de sus cuotas de crédito, a través del mecanismo de reprogramaciones o refinanciamientos con la inclusión de periodos de prórroga y de gracia.

Esto, sin lugar a dudas, coadyuvó a que los prestatarios retomen paulatinamente el pago de sus créditos, conforme se consolidaba la reactivación de sus actividades económicas, con el consecuente efecto favorable para la estabilidad del sistema financiero.

 _¿Y los créditos?
Los créditos otorgados en la gestión 2021 llegaron a más de Bs 78.000 millones, superior en 39% al monto registrado en 2020, con lo cual la cartera total se situó por encima de los Bs 199.000 millones. Mientras que la dinámica de los depósitos en 2021 permitió superar por primera vez en la historia la barrera de los Bs 200.000 millones desde el mes de julio.

Esto incidió a que, por primera vez, el número de cuentas de depósito supere los 13 millones; de hecho, tan solo en los últimos 12 meses se registró un incremento de más de un millón de cuentas.

La calidad de la cartera se mantuvo en niveles favorables, lo que permitió que el índice de mora se sitúe en torno al 1,6%, uno de los más bajos de la región.

Asimismo, el monto de las previsiones específicas y genéricas duplica al de la cartera en mora, lo que muestra la fortaleza del sistema financiero en lo que se refiere al riesgo de crédito.

_ ¿Cómo está el patrimonio?
El patrimonio del sistema supera los Bs 22.000 millones, posibilitando a las entidades tener un coeficiente de adecuación patrimonial en torno al 13%; es decir, en buenas condiciones de solvencia para acompañar la reactivación económica del país.

Mientras que las utilidades netas de las entidades financieras al cierre de la gestión 2021 superan los Bs 1.541 millones, hecho que manifiesta que aún con la postergación de la generación de ingresos producto de las medidas de alivio a prestatarios que se implementaron en esta gestión, las entidades financieras continúan generando utilidades que les permiten mantener y expandir sus operaciones.

Los activos líquidos del sistema financiero al 31 de diciembre de 2021 son mayores a los Bs 65.000 millones, con lo cual el indicador que relaciona los activos líquidos con los pasivos de corto plazo se encuentran en torno al 62%, mostrando la buena posición de las entidades financieras para enfrentar sus obligaciones de corto plazo y mantener la dinámica de colocación de créditos. 

_ ¿Cómo está la salud del sistema financiero?
El sistema financiero nacional goza de muy buena salud. El coeficiente de adecuación patrimonial es del 13% y se ubica por encima del 10% exigido por ley.

El índice de mora registra un 1,6%, siendo uno de los más bajos de la región. Además, el monto de las previsiones prácticamente duplica la cifra de la cartera en mora. Mientras que los activos líquidos se sitúan por encima de los Bs 65.000 millones.

Los resultados obtenidos por las entidades financieras continúan siendo favorables, habiendo alcanzado en 2021 un valor superior a los Bs 1.541 millones.

En cuanto al comportamiento de los depósitos y la cartera de créditos, la dinámica registrada en 2021 fue positiva.
Los depósitos ascienden a Bs 211.084 millones, con un incremento de Bs 13.563 millones (6,9%) con respecto al nivel registrado en la gestión 2020. El citado incremento responde a los aumentos en los depósitos a plazo fijo (Bs 6.483 millones) y en caja de ahorros (Bs 4.017 millones).

Esto refleja la confianza de la población en el sistema.
La distribución de los depósitos según modalidad, da cuenta de que los depósitos a plazo fijo (DPF) concentran el 48,2% del total de los depósitos del sistema financiero; le siguen los depósitos en caja de ahorros con el 31,4%, depósitos a la vista con un 17,9% y otros depósitos con el 2,5%. Es destacable que cerca del 92% de los DPF son pactados a plazos mayores a un año. La cantidad de cuentas de depósito aumentó en 1.047.024, con lo cual el número total de cuentas suma 13.720.126.

Puesto que los depósitos son mayores a la cartera de créditos en Bs11.704 millones, este margen constituye una garantía para la expansión de los créditos, con especial atención a las actividades productivas y con destino a las familias de bajos recursos que no cuentan con vivienda propia, sectores priorizados por la ley.
Mientras que la cartera de créditos suma Bs 199.380 millones, lo que refleja un incremento de Bs 7.883 millones (4,1%). 

 _¿Y el microcrédito?
 Durante 2021, es de relievar la atención que se dio a las pequeñas unidades económicas, pues la cartera de microcrédito aumentó en Bs 3.488 millones. En cuanto a la cartera destinada al sector productivo, llega a Bs 91.363 millones (46% del total de la cartera total), con una variación anual positiva equivalente a Bs 5.126 millones (5,9% de incremento), mientras que la cartera destinada a vivienda de interés social es equivalente al 15% del total con un saldo de Bs 29.111 millones al cierre de 2021, monto superior en Bs 1.621 millones (incremento del 5,9%) respecto a diciembre de 2020.

_¿De qué manera favorecieron a los ahorristas y usuarios las reprogramaciones realizadas durante el año pasado?
Una vez concluido el periodo de diferimiento vigente en la gestión 2020, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero implementó el mecanismo del refinanciamiento y la reprogramación.

Con esto, los prestatarios accedieron a un alivio en el pago de sus créditos, considerando que producto de la emergencia sanitaria en el país muchas empresas y familias quedaron afectadas en sus fuentes de ingreso, ocasionando dificultades en el cumplimiento de sus obligaciones crediticias.

Esto permitió que las personas que se vieron afectadas en sus ingresos, tengan el tiempo suficiente para retomar el pago de sus créditos, conforme fueron normalizando sus actividades.
Esto fue algo que estamos seguros representó un gran beneficio para la población.

El saldo de la cartera diferida pasó de Bs 20.059 millones en 2020 a Bs 11.862 millones en 2021, representando una disminución del 40,9%, mostrando así la recuperación económica de los prestatarios. De esa manera, la cartera de créditos cuyas cuotas fueron diferidas pasó de representar el 10,5% de la cartera total en 2020 a solo el 5,9% al cierre de la gestión 2021, denotando la normalización progresiva de los pagos de las obligaciones contraídas por los prestatarios y la fuerte cultura de pagos existente en el sistema financiero nacional.

 _Del total de la cartera ¿cuánto se reprogramó?
El saldo de cartera de las operaciones que difirieron el pago de sus cuotas en la gestión 2021, alcanzó a Bs11.862 millones, inferior en Bs 8.197 millones al monto registrado en similar periodo de 2020, representando el 5,9% de la cartera total del sistema financiero. El valor de la cartera diferida de este grupo de operaciones que cuenta con el beneficio de refinanciamiento o reprogramación alcanzó a Bs 4.394 millones, equivalente al 2,2% de la cartera total del sistema financiero a diciembre de 2021.

El comportamiento positivo de la cartera diferida muestra que en 2021 se presentó una mejora en la situación de los prestatarios, lo que es consistente con el proceso de reactivación económica por el que atraviesa el país.

_¿Cómo favorece la medida que dispuso la ASFI para que las financieras reinviertan sus utilidades?
Permite que las entidades financieras se fortalezcan patrimonialmente, lo que tiene directa relación con una mejora en la posición de solvencia de las entidades de intermediación financiera, incrementando su coeficiente de adecuación patrimonial.
Las entidades financieras cuentan con un adecuado soporte para continuar expandiendo la cartera de créditos e impulsando la reactivación económica del país.

_¿Cómo se encuentra el nivel de liquidez y la mora en el sistema financiero?
Los activos líquidos, al 31 de diciembre de 2021, fueron Bs 65.369 millones, con lo que el ratio de cobertura de la liquidez sobre los depósitos de corto plazo alcanza al 62%, esto demuestra que las financieras tienen una cantidad de recursos adecuada para hacer frente a sus obligaciones de corto plazo y continuar con la expansión del crédito.

La cartera de créditos en mora, que son aquellos préstamos que tienen retrasos mayores a 30 días en el pago de la cuota de créditos, al 31 de diciembre de 2021 asciende a Bs 3.109 millones y representa el 1,56% de la cartera total del sistema financiero.

El indicador se mantiene en niveles inferiores al 2% desde hace más de 10 años, mostrando la buena salud de la cartera de créditos, producto de la buena cultura de pago que tienen los prestatarios, así como una adecuada supervisión de ASFI a las entidades financieras.

Asimismo, se debe destacar que el índice de mora del sistema financiero nacional se sitúa como uno de los más bajos de la región, lo que constituye una fortaleza importante en lo que se refiere al riesgo de crédito del sistema.

 _¿Cómo se encuentran la cartera regulada y cuáles han sido sus resultados?
La cartera regulada, destinada al sector productivo y a vivienda de interés social, registra un valor de Bs 120.475 millones, lo que equivale al 60,4% del total de cartera, habiendo registrado en la última gestión un crecimiento cercano al 6% (superior al crecimiento de la cartera total).

La cartera destinada al sector productivo mantiene un saldo de Bs 91.363 millones (45,8% del total de la cartera) al 31 de diciembre de 2021, concentrándose en su mayor parte en los sectores de manufactura (36,8%), agricultura y ganadería (25,1%) y construcción (24,2%). Esta cartera tiene un índice de mora del 1,3%, inferior al promedio de la cartera total.

La cartera destinada de vivienda de interés social representa el 14,6% del total, con un saldo de Bs 29.111 millones al cierre de diciembre de 2021. Estos créditos están destinados a la compra de casa (50%) y de departamento (22%). El índice de mora de esta cartera es del 1,1%, que de manera análoga a lo que ocurre con el sector productivo, es inferior al promedio de la cartera total (1,6%).

Comentarios