Escucha esta nota aquí


La distribuidora Servicios Eléctricos de Tarija (Setar), dependiente de la Gobernación, tiene más funcionarios, en comparación a otras empresas del sector en el país y una pérdida económica de Bs 90 millones acumulada en los últimos años.

"Casi se triplicó la cantidad de trabajadores. Setar debería tener 250 personas y no 612, es un despropósito, 47 nuevos funcionarios fueron incorporados entre enero y abril de este año, sin ningún requerimiento técnico y solo por favores políticos", dijo el gobernador Óscar Montes, al divulgar un diagnóstico financiero y técnico de la referida empresa.

Del total de funcionarios, el 55% son administrativos y el 45% son técnicos. Asimismo, el diagnóstico financiero y técnico reveló que la empresa tiene pérdidas por encima de Bs 90 millones y técnica en la compra y venta de energía eléctrica del 23%.

"En 2020 los egresos han sido más que los ingresos", afirmó Montes.
Asimismo, la deuda de Setar asciende a Bs 386,4 millones y tiene una mora que supera Bs 214 millones, principalmente de los municipios.

La Gobernación instruyó a los actuales ejecutivos de la distribuidora eléctrica recuperar la morosidad, reducir la pérdida técnica y los costos operativos del 55% a un 45%.




Comentarios