Escucha esta nota aquí

Con las nuevas acciones estatales para rescatar al sector privado de las consecuencias económicas de la crisis sanitaria, los empresarios consideran que las decisiones van en la dirección correcta y que las medidas son paliativas para soportar la extensión de la cuarentena.

Con las iniciativas, la premisa del Gobierno es evitar despidos laborales, frenar el cierre de empresas e inyectar recursos a una economía debilitada, tema que venía siendo demandado por entes como la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco). El presidente de esta institución, Fernando Hurtado, apuntó que se debe ahondar en las políticas que puedan dar rumbo a la economía después de la emergencia

El ejecutivo señaló que las decisiones tomadas por el Estado al principio de la crisis sanitaria se van quedando cortas por la extensión del aislamiento (entre ellos el diferimiento de pago de créditos, impuestos y AFP) y resaltó que abril será un mes perdido para los actores económicos.

Hurtado agregó que se debe activar una nueva línea de liquidez y hacerla operativa lo más pronto posible para que los sectores puedan ser atendidos,. Hurtado indicó que en Cainco están concertando reuniones para conocer los problemas específicos de cada sector y así actuar con políticas adecuadas.

"Estamos en una emergencia y las medidas que vayan dando oxígeno son bienvenidas, hay que operativizarlas lo más rápido posible. Eso es lo importante por ahora. Además del tema sanitario, la prioridad también debe enfocarse en sacar de ese cuadro de emergencia a la mayor cantidad de empresas posibles", concluyó Hurtado.

Comentarios