Escucha esta nota aquí

Los empresarios reclaman que los créditos anunciados por el Gobierno para aliviar la difícil situación económica que genera la pandemia por Covid-19 en Bolivia todavía no llega a sus bolsillos. El mayor inconveniente son los trámites que complican el acceso a capitales.

Iván Gutiérrez es socio de una pequeña empresa que comercializa materiales de oficinas, cafetería y limpieza. Hace más de un mes que peregrinó por cuatro entidades financieras en busca de crédito de capital de operaciones y para pagar la planilla de sus diez trabajadores. La respuesta en todas fue un 'No' y una serie de requisitos que no puede cumplir. 

No es el único, en esta situación, pese a que el Gobierno aprobó dos líneas de crédito para las empresas, pocas han sido capaces de cumplir los trámites para asegurar recursos frescos y enfrentar el peor efecto que dejó el coronavirus: la falta de liquidez.

Desde el pasado 22 de marzo Bolivia vive un estado de emergencia que paralizó toda la economía del país debido a la presencia de la pandemia. Ante esto, el Gobierno decidió lanzar una línea de crédito para que las empresas paguen salarios por dos meses.

A esto se sumó la creación de un fondo para que las micro, pequeñas y medianas empresas se puedan reactivar. Sin embargo, hasta el momento ninguna de las dos medidas cumple con las expectativas.

“Empezamos a peregrinar por las financieras en busca de un crédito para paliar la crisis a la que nos llevó el Covid-19. Lamentablemente, la respuesta de los bancos fue negativa. Los funcionarios de los bancos nos dicen que no tienen la reglamentación para efectivizar los créditos enmarcados en la pandemia”, dijo Gutiérrez.

El 75% de la industria no accedió a créditos

Esta situación la vive también el sector industrial. Ibo Blazicevic, presidente de la Cámara Nacional de la Industrias (CNI), dijo que, de acuerdo con una encuesta realizada a 424 empresarios del sector, el 79% paralizó sus actividades por 60 días y no tuvieron ingresos por ventas. 

Por otra parte, el 75% de los encuestados dijo que no pudo acceder a los créditos ofertados por el Gobierno para el pago de planillas. En este contexto, son muy pocas las industrias que pueden cumplir puntualmente el pago de sus planillas y la mayoría está en iliquidez para honrar sus obligaciones laborales.

Deben presentar planillas hasta fin de mes

Asimismo, un comunicado emitido por el Ministerio de Trabajo insta a las empresas privadas a que se pongan al día en el pago de planillas de los meses de marzo, abril y mayo, hasta el 30 de junio, sino serán sujetos a multas y sanciones. 

“Es muy complicado que en esta situación extraordinaria tengamos que afrontar multas como establece el comunicado del Ministerio de Trabajo. Estamos sorprendidos y muy preocupados por esta actitud”, señaló Blazicevic al respecto.

En esa misma línea, Sergio Arenas, gerente de la cadena de restaurantes Factory Grill&Bar, mostró, a través de sus redes sociales su molestia ante el comunicado del Ministerio de Trabajo y, al igual que los otros empresarios, sostuvo que es difícil el acceso al crédito para salarios.

"No contentos con no haber reprogramado la carga social y luego de que su “programa de alivio de planillas” fue un sonado fracaso, (habiendo llegado a no más del 25% de las empresas a escala nacional), ahora exigen al empresariado tener sus planillas al día, olvidándose que estamos en plena cuarentena y sin ingresos desde hace cerca de tres meses", reclamó.