Escucha esta nota aquí

Después de las denuncias generadas por el "retraso" en la aprobación del proyecto de ley para la restitución del 12% de recursos confiscados a gobiernos subnacionales por concepto del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), el Banco Central de Bolivia (BCB) reveló que en mayo se envió una carta a la Asamblea Legislativa, confirmando la disponibilidad de dichos fondos.

Fue el secretario de Gobierno de la Gobernación de Santa Cruz, Vladimir Peña, quien denunció que la Cámara de Diputados retrasó la aprobación del proyecto de ley cuando el BCB ya había expuesto la disponibilidad de dichos recursos, que son una necesidad de los gobiernos subanacionales para combatir la emergencia sanitaria y fortalecer su economía.

"La Cámara de Diputados mintió al decir que los recursos se habían gastado, cuando ellos conocían la certificación del BCB donde se demostraba que $us  516 millones (así lo refleja el reporte del BCB) de los fondos para exploración, inversión y explotación estaban intactos durante todo este tiempo", lamentó Peña.

El 22 de mayo, el diputado de MAS y miembro del Comité de Energía e Hidrocarburos de la Asamblea, Basilio Velásquez, señaló a EL DEBER que el proyecto de ley no se aprobaba porque faltaba un informe técnico del Ministerio de Economía para conocer si el dinero correspondiente al 12% del IDH estaba o no disponible para la restitución.

En dicha ocasión, la diputada por Unidad Demócrata y presidenta de la Comisión de Economía Plural, Producción e Industria, Rose Marie Sandóval, apuntó que el tema no tenía que ser sometido a consulta, puesto que el BCB es responsable de guardar estos recursos y si estos hubiesen tenido otro destino, sería una malversación de fondos.

Y efectivamente, la carta expuesta por el BCB tiene el sello de recibido en fecha 20 de mayo y está dirigida al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque. En la misma se establece que el valor del fondo en fecha 18 de mayo de 2020 es de $us 516,55 millones.

Esta cifra es resultado de poco más de cuatro años de aportes para el Fondo para la Inversión, Exploración y Explotación de Hidrocarburos (Fpieeh) y que no fueron viabilizados para su ejecución. 

Una vez aprobado el Proyecto de Ley por la Asamblea, el tema está en manos de la Cámara de Senadores, en un momento en los gobiernos subnacionales son azotados por la expansión del coronavirus, asunto que afectó a la economía en esta emergencia sanitaria.


"Exigimos a la Cámara de Senadores restituir los recursos y acabar con la confiscación para devolvérsela a las regiones que luchan contra la pandemia. Es necesaria la derogación inmediata de los artículos que establecen la confiscación de recursos", espetó Peña.

Por otro lado, el 4 de junio, el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Omar Paúl Aguilar, envió una nota al Senado donde pide que se solicite al Ministerio de Economía la disponibilidad real de recursos acumulados  (pese a la certificación del BCB que es pública), producto del descuento del 12%, establecido en la ley 767 de Promoción para la inversión en exploración y explotación hidrocarburífera.

"Esta solicitud la realizo en virtud a la especulación que se viene generando sobre la disponibilidad de recursos producto de la Ley 767, en el tratamiento de la Ley de devolución del 12% (...) para enfrentar la pandemia del coronavirus. En tal sentido, solicito que esta cartera de Estado certifique, el total de los recursos acumulados a la fecha desde la aprobación de la Ley 767, y si los mismos son de inmediata disponibilidad" explaya Aguilar.

En la carta, Aguilar también pide agendar a la brevedad posible el tratamiento de la Ley de devolución del 12% a las Gobiernos Municipales y Universidades.

"Es un crimen no devolver los recursos, se nota que han mentido al país porque el tema era de conocimiento de la Asamblea antes de que se apruebe el proyecto de ley y ellos querían tenerlos guardados en el centralismo, peso a que conocen la necesidad de las regiones", señaló Peña.

La autoridad cruceña apuntó que dicha cantidad de recursos significan 1.000 millones de barbijos o 12.000 respiradores. Esta noticia sale a la luz en un momento en el que el sistema de salud se ha visto rebasado y se tienen 12.245 casos confirmados por coronavirus.