Escucha esta nota aquí

 La estatal Empresa Boliviana de Alimentos y Derivados (EBA) diversifica su mercado de exportación al firmar un contrato de operación de comercio exterior de almendras a Europa del Este. Bolivia históricamente no tenía actividades comerciales en esa zona comercial.

A decir de la gerente ejecutiva de EBA, Karina Leiva Añez, Bolivia es el país que tiene el 75% de la comercialización mundial de la almendra, seguido por Brasil y Perú. “Por eso nuestro país es el que aporta mayores ingresos exportables que cualquier otro alimento nacional, con mejor precio y calidad”, puntualizó.

La almendra es un producto natural de un árbol silvestre cosechado por 21 comunidades indígenas recolectoras, por tanto, según Leiva, es la principal fuente de ingresos económicos para más de 100 comunidades.

La almendra es un producto que solamente se produce en la Amazonía boliviana y es único en el mundo con calidad de exportación y a precio justo para el recolector, además tiene la calificación de producto orgánico, lo cual permite en Europa un precio de hasta tres veces el normal y sus beneficios se comparten con toda la cadena productiva.

EBA se crea para apoyar y regular la cadena productiva de almendra, pues el mercado de este producto establecía precios muy bajos para los recolectores y se exportaba con un gran valor, lo que era desventajoso para actores primarios.