Escucha esta nota aquí

El incremento de volúmenes de carga de exportación -azúcar, derivados de soya (torta y harina y aceite crudo y vegetal) y minerales- traen un alivio a los operadores del transporte pesados del país. A decir del presidente de la Cámara Boliviana del Transporte Pesado, Alfredo Borja, en las últimas tres semanas, después de la desescalada de medidas de contención para frenar el coronavirus en el país, los números del comercio exterior de productos bolivianos en la frontera con Chile han comenzado a registrar un desempeño favorable para el sector.

El dirigente del transporte pesado afirmó que, desde la segunda semana de marzo y hasta mediado de junio, el flujo de camiones que pasó la frontera con Chile cayó, en promedio, de 350 a 70 por día.  

En las dos últimas semanas de junio y lo que va del presente mes, Borja dijo que la cantidad de camiones escaló a 200 debido a la reanudación de la operación de comercio exterior de azúcar, soya y derivados de oleaginosas, como harina y torta de soya y aceite crudo, vegetal y de girasol. La reanudación del sector minero, según él, también dinamizó la movilización de minerales desde La Paz, Oruro y Potosí hasta la frontera con Chile.

Lo negativo, a su criterio, tiene que ver con la limitación de carga de importación en la frontera. Dijo que la crisis y fuertes restricciones sanitarias en el vecino país condicionan la movilización de mercancías de importación.

El contagio masivo de Covid-19 de los chóferes -cinco fallecieron en tránsito en las últimas semanas- dijo que es otro asunto que preocupa y que la próxima semana tomarán una decisión al respecto. No descartan el cese de operaciones hasta que disminuya la curva de contagio de coronavirus en Bolivia y en Chile.

En el caso de Santa Cruz, el secretario general de la Federación del Transporte Pesado de Santa Cruz, Juan Yujra, la cosecha de granos en la campaña de verano y hoy la zafra cañera está dinamizando, en parte, la movilización de carga en el mercado interno. No obstante, dijo que solo un 30% de los 10 afiliados al sector trabaja en la ‘nueva normalidad’.

El dirigente, en sintonía con Borja, afirmó que preocupa la escasa disponibilidad de carga de e importación para los camioneros nacionales y pidió a la Cancillería hacer las gestiones correspondientes, con sus pares de Chile, para generar carga de ida para las unidades de transporte que logran pasar la frontera.

Según el boletín electrónico Cifras del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), en los primeros cinco meses de la presente gestión las exportaciones bolivianas experimentaron un descenso del 24% en valor, y 6% en volumen, comparadas con el mismo periodo de la gestión pasada.

Las exportaciones de productos no tradicionales cayeron un 9% en valor y 10% en volumen, sin embargo, algunos productos registraron un desempeño positivo como las ventas de carne bovina, azúcar, girasol y alcohol etílico. Los minerales e hidrocarburos descendieron un 28% y un 5% en el volumen.