Escucha esta nota aquí

Luego del cierre de un segundo centro de remate por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), se pronunció señalando que dichos cierres son arbitrarios y disminuye los canales de comercialización para que la carne llegue a la mesa del consumidor.

"Todos sabemos qué es lo que pasa cuando la oferta disminuye, los precios aumentan", dijo el presidente de Fegasacruz, Alejandro Díaz. 

Son  aproximadamente 450 cabezas de ganado que salen de los centros de remate a los frigoríficos de Santa Cruz y del país.

Díaz pidió a las autoridades que no se cometan arbitrariedades contra el sector. "Parte de la seguridad jurídica que demandamos es tener reglas del juego que se respeten y sean predecibles, que no se cometan atropellos en ninguno de los eslabones de la cadena porque todos tenemos el propósito de abastecer el mercado nacional", dijo.

"Con el cierre de los canales van a lograr que no lleguemos a los objetivos de abastecer con suficiencia al mercado y los únicos perjudicados serán los consumidores", agregó Díaz. 

Wálter Feeney del centro de remate El Marucho dijo que fueron sorprendidos este jueves con la notificación del cierre temporal bajo la resolución 13332021 y que en sus 14 años de funcionamiento nunca habían sido notificados por nada. 

"Creo que lo único que queda claro es el número de la resolución porque el texto mismo no dice nada, nos convocan a cerrar y no nos dicen por qué, no existe ninguna ley que mencione el centro de remate", señaló. 

Esta mañana Feeney presentó un memorial solicitando se les explique qué normativa han violado como centro de remates para repararla.

"Hemos tenido tres auditorías encima; impuestos internos, dos ministerios y el Senasag y no hay un dictamen, por lo menos esta resolución debería estar amparada en ese dictamen de la auditoría y señalar el incumplimiento para subsanarlo. No estamos en contra de que nos adecuemos a una realidad o a una norma, esto es permanente y no es consecuencia de una sola auditoría", apuntó Feeney. 

El ministro de Tierras, Reimy Gonzáles, indicó que los de los centros de remate saben que se les realizó una auditoría y conocen los resultados. "Si no los conocen, les vamos a mandar una copia", dijo. 

Comentarios